Francia y Suiza buscan la clasificación, Rusia pendiente de sus aficionados

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

París, Francia.-

Francia, que se enfrenta a Albania en Marsella, y Suiza, que se mide a Rumania, buscan el miércoles, tras ganar sus partidos de la primera jornada, una victoria que les asegure los dos primeros puestos del Grupo A y el pase a octavos, mientras que en el B, Rusia juega contra Eslovaquia, con un ojo puesto en el comportamiento de sus aficionados.

Francia afronta su partido en Marsella (19h00 GMT) ante Albania con la tranquilidad de haber ganado en el debut y la posibilidad de sellar su billete a los octavos de final.

Los Bleus tuvieron que batallar sin descanso en el partido inaugural de la competición para superar a Rumanía, pero un soberbio tanto de Dimitri Payet permitió en los últimos minutos el 2-1 definitivo.

Una victoria francesa en el Velodrome este miércoles permitiría garantizar la presencia en octavos y hacer rotaciones en el último partido ante Suiza, pensando en dar descanso a varios jugadores para los octavos, en un torneo que se dispute a ritmo frenético y sin apenas tregua.

Terminar primero de grupo es una prioridad para los anfitriones, que de esa forma se asegurarían un camino teóricamente más sencillo, con un duelo de octavos ante uno de los terceros clasificados y un choque de cuartos contra el segundo del grupo B o el del F.

Deschamps no tiene pensado revolucionar el once que utilizó ante Rumanía, pero sí parece que podría hacer pequeños ajustes. Paul Pogba y Antoine Griezmann, dos de los hombres más importantes, podrían empezar en el banquillo.

Por su parte, Suiza, después de vencer en su estreno ante Albania (1-0), también buscará en el Parque de los Príncipes de París (16h00 GMT) la clasificación para octavos.

Suiza no impresionó en su estreno ante un equipo albanés que jugó con 10 hombres desde el minuto 37 por la expulsión de su capitán Lorik Cana.

Fragilidad defensiva, poco acertada en ataque (17 disparos, solo 7 entre palos y un gol), la ‘Nati’ mostró las mismas debilidades que ya había evidenciado durante la preparación (victorias raquíticas contra Moldavia (2-1), Irlanda (1-0) y Bosnia (1-0) y derrota ante Bélgica (2-1).

Rusia y sus hooligans

Rusia, apenas cuatro días después de su convulso debut en la Eurocopa, marcado por los disturbios violentos en Marsella antes y después del empate 1-1 con Inglaterra, juega su segundo partido en Lille (13h00 GMT), frente a una Eslovaquia en apuros.

La UEFA decidió el martes oficialmente que Rusia será excluida del torneo si sus hinchas vuelven a protagonizar incidentes violentos en un estadio de la Eurocopa.

Con esa espada de Damocles sobre su cabeza y un ojo pendiente de la grada, los rusos buscarán una victoria que les ponga en la autopista que conduce a los octavos de final.

Evitaron la derrota el sábado en el descuento ante los ingleses y ese punto puede ser muy importante, siempre que sume los tres contra una Eslovaquia que llega herida, después de perder 2-1 ante el Gales de Gareth Bale en el debut.

El resultado del miércoles en Lille podría añadir una dosis extra de presión a los ingleses, que se enfrentarán un día más tarde, el jueves, a Gales en Lens.

El partido entre rusos y eslovacos se juega en Lille, en el norte de Francia muy cerca de Bélgica, pero este martes aficionados rusos fueron controlados por la policía en el sur y serán expulsados del país al representar una amenaza para el orden público.

La posibilidad de una revancha entre ‘hooligans’ rusos e ingleses, después de los disturbios de Marsella -los más graves el sábado, con 39 heridos-, ha sido uno de los grandes motivos de preocupación en los últimos días para las autoridades francesas, ya que Lille y Lens, donde los ingleses juegan contra Gales el jueves, están muy cerca.


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría interesar...