Silva Salguero centenario

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

WILFREDO BOLÍVAR.-

De los hacedores del periodismo contemporáneo de Portuguesa destaca el periodista José Silva Salguero (1916-1996). Marxista leninista, creyente defensor de la lucha de clases y una sociedad justa, su nombre se inscribe entre los fundadores en Portuguesa de la Asociación Venezolana de Periodistas (AVP).Unas notas escritas por su hija Lida Silva nos permiten recordarlo en el centenario de su nacimiento.

Nace José Maximiliano Silva Salguero en La Miel, estado Lara, el 5 de septiembre de 1916. A muy corta edad muda a Chingalí (Turén), donde culmina sus estudios iniciales. En la Venezuela gomecista descubre su vocación por la lectura, convirtiéndose en un meditador de la realidad. Poco después de la caída de la dictadura en 1935 se desempeña en Turén como maestro de escuela estadal, demostrando interés por la pedagogía. Iniciada la década de 1940 muda a Acarigua, ganándose la vida como comerciante para poder vivir. Es el tiempo cuando decide incorporarse al Partido Comunista de Venezuela (PCV). El acercamiento se produce en 1942, como miembro del círculo de lectura “Francisco de Miranda” promovido por dicha agrupación política. El círculo lo dirige Fortunato González, hermano de Pedro Miguel González uno de los fundadores del partido rojo en Portuguesa. El mismo año conoce a Trino Meleán, destacado estudiante de medicina. Meleán será el primero de sus más entrañables amigos, todos médicos, todos comunistas: Félix Gómez Román, Gonzalo Martínez Angulo y Félix Agüero, entre otros.

Motivado por Juan Bautista Fuenmayor, electo secretario del PCV en 1946 durante el Primer Congreso del Partido, el mismo año decide radicarse en el Zulia para trabajar en los campos petroleros. Iniciado en el activismo sindical, muda a Barinas con el objeto de organizar células similares de lucha social. En 1948 ya está en Barinas, donde funda el PCV y conoce a María Teresa Larrarte, con quien casa el 10 de agosto de 1949. Un año después nace su primer hijo, Viacheslav. Le seguirán Tania Margarita (1951), José Maximiliano, “Josemax” (1952), Olga Tatiana (1954), Carmen Emilia (1955) y Lida Ernestina (1964). De Barinas a Obispos y luego a Caracas, donde inicia una actividad clandestina contra Marcos Pérez Jiménez. En 1955 se establece en Acarigua, sumándose a la lista de los requeridos por el régimen que ayuda a derrocar en 1958 junto a todos los partidos locales, liderados por su amigo Félix Gómez Román, presidente de la Junta Patriótica en Portuguesa. Derrocada la dictadura, colabora con la lucha armada hasta ser hecho preso en 1964, siendo trasladado al campamento antiguerrillero de Urica, cerca de El Tocuyo. Liberado un año después, se incorpora a la vida civil y en 1966 participa en la fundación de la Asociación Venezolana de Periodistas (AVP), actividad que combina con su clara militancia social, participando en las  elecciones de 1968 como candidato a senador por el movimiento Unión Para Avanzar (UPA).

Legalizado en 1970 el Partido Comunista de Venezuela, junto a Trino Meleán se dedica a su reorganización. Convertido en reconocido periodista de Portuguesa, en 1976 participa en la fundación del Colegio Nacional de Periodistas (CNP), ocupando diversos cargos directivos. Periodista de bajo perfil, destaca en colegio por el respeto ganado entre sus colegas quienes, en el marco de las diferencias de ideología, le distinguen con su amistad por sus valores de igualdad, solidaridad y camaradería de justicia social. Con una figuración destacada, participa en los ocho congresos nacionales del PCV y en 1988 viaja a la Unión Soviética (URSS), Alemania Democrática (RDA) y Cuba en tareas de su partido. La experiencia y la ideología la transmite a sus hijos.

Tras una vida de constancia, a los 79 años de edad el 11 de julio de 1996 fallece en su adoptiva Acarigua. Diecinueve días después muere su entrañable amigo Trino Meleán. Deja un legado de ideas y ejemplo para una familia honrada. Su hija Lida Silva así lo recuerda: “Era una persona de buen carácter, tranquilo, humilde, sencillo y callado, pero firme en su convicción revolucionaria”. ¡Vivan como si fueran a morir mañana, pero estudien como si fuesen a vivir siempre!

cronistadearaure@gmail.com

 


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría interesar...