Monseñor Juan Carlos Bravo: “Se necesitan signos evidentes para saber que el diálogo es real”

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Para el obispo de la Diócesis de Acarigua- Araure, monseñor Juan Carlos Bravo, la situación del país es compleja, dura, difícil, alarmante y preocupante, “es una situación que debe ocuparnos, no podemos ser indiferentes ante la realidad, pues lo mismo que se vive en los barrios, caseríos y urbanizaciones, lo viven los sacerdotes y nosotros los obispos,  no somos extraterrestres ni vivimos en otro mundo”.

Monseñor Bravo destacó que la Iglesia siempre va a apuntar al diálogo como un mecanismo de entendimiento y de espacio para encontrar soluciones, “pero como todos sabemos el diálogo no se decreta, porque aunque se hable, si no hay disposición de las personas a entenderse y comprenderse, eso será otra cosa, pero no diálogo”.

Por esa razón, recordó que Monseñor Diego Padrón, presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), aseguró que la iglesia no está contenta con el diálogo, “y creo que ese es el sentir de todos, porque se necesitan signos más concretos y más evidentes para saber que el diálogo es real, porque cuando se dialoga, alguien tiene que ceder, que aportar, que entender, y comprender para poder llegar a la solución ideal”.

Monseñor Bravo dijo que la posición de la iglesia siempre será acompañar el diálogo, “pero la iglesia nunca va a ser cómplice, y cuando la tenga que decir las cosas, las dirá con la mayor claridad, honestidad; siempre con la mayor prudencia a la que estamos llamados”.

Reiteró que seguirán abiertos al diálogo, pero este debe tener su momento y resultados concretos que tienen que ir en beneficio de todos, al tiempo que señaló que también serán testigos de esperanza, “pero no de una esperanza ilusoria, sino concreta, de que en la medida de que nosotros podamos organizarnos, avanzar y encontrarnos, podamos entre todos construir el país que nos tiene que doler a todos”.

Asimismo, como parte del inicio de la Navidad, que -a su juicio- será especial y dura, pidió no quitarle a los niños el sueño del encuentro, de la vida y de amarse como familia, “vamos a sacrificarnos un poco más los adultos para que los pequeños puedan vivir más su ilusión”.

Encuentro Eucarístico

Monseñor Juan Carlos Bravo, junto a sacerdotes de la Diócesis de Acarigua y Araure, anunció detalles de la organización del 13º Encuentro Eucarístico que se llevará este sábado 3 de diciembre, en la Catedral Nuestra Señora de La Corteza, como acto de clausura del Año de la Misericordia al que ha llamado el papa Francisco en este 2016. “Será un encuentro con Jesús, con el evangelio, que nos anima y nos lleva a vivir cada día más la misericordia de Dios en los actos concretos de cada momento”, manifestó el Obispo.

Según el equipo organizador, integrado también por los padres Juan Bautista Luque, Julio Sánchez, Alberto Hortelano y Jesús Rafael Rivas, las actividades iniciarán a las 8:00am con una peregrinación desde la Iglesia Espíritu Santo de Baraure hasta la Catedral Nuestra Señora de La Corteza; a las 9:00 estarán celebrando el sacramento de la confesión; y a la 10:30am la santa misa, para finalizar con el sorteo del Bono Diocesano que servirá para recabar fondos para la formación de los seminaristas.


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría interesar...