Casi todos los grandes saldaron deudas en 2016, pero Messi sigue esperando

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

París, Francia.-

El año 2016 sirvió a casi todas las grandes estrellas mundiales del deporte para aumentar su palmarés o ganar trofeos que se les resistían. Solo Leo Messi, que persigue un título con Argentina desde hace tiempo, volvió a quedarse en el intento, perdiendo la final de la Copa América Centenario ante Chile.

Nico Rosberg, segundo las últimas temporadas precedentes en Fórmula 1, pudo desplazar a Lewis Hamilton; Novak Djokovic ganó Roland Garros, el único Grand Slam que le faltaba, Andy Murray a su vez se hizo al fin con el puesto de mejor jugador Mundial, mientras que Michael Phelps y Usain Bolt aumentaron su leyenda.

Por su parte, Marc Márquez sumó su tercer título mundial de MotoGP y entró en el Top 10 de la historia en la especialidad, lo mismo que Chris Froome con su tercer Tour de Francia, y LeBron James con su tercer anillo de la NBA al ganar con los Cleveland Cavaliers.

Incluso Cristiano Ronaldo ganó un torneo internacional para la pequeña Portugal, la Eurocopa, derrotando en París a Francia, en un buen año para él en que logró la Champions, lo mismo que Neymar logró su segundo título internacional, tras la Copa de las Confederaciones-2013, con el oro olímpico de Rio-2016, el único trofeo importante que faltaba en la historia de la Canarinha.

Argentina también sumó una importante deuda pendiente, al ganar su primera Copa Davis de tenis, tras cuatro finales perdidas, mientras que Nueva Zelanda volvió a dominar en el rugby, ganando el Rugby Championship o Torneo de las Cuatro Naciones, por decimocuarta vez.

Pero sobre todo, brillaron el nadador estadounidense Michael Phelps, que se retiró tras los Juegos Olímpicos de Rio, después de haber ganado 28 medallas, récord histórico de la competición, y el atleta jamaicano Usain Bolt, que repitió en Rio-2016 el triplete de la velocidad de 100, 200 y 4×100 metros, por tercera vez en unos Juegos Olímpicos, como había hecho en Pekín-2008 y Londres-2012.

Bolt se retira en 2017

Bolt logró el triplete de la misma forma que nos tiene acostumbrados en los últimos años, tras una temporada gris y brillando donde tiene que hacerlo, en las grandes citas.

Los Juegos de Rio-2016 constituyeron la última oportunidad de ver a estos dos monstruos, tal vez los mejores deportistas de todos los tiempos, de coincidir en una competición.

Si Phelps se retiró tras los Juegos de Rio-2016, Bolt lo hará después del Mundial de atletismo de 2017 en Londres.

“No tendré ninguna presión. Va a ser todo mucho más relajado. He hablado con mi entrenador y vamos a cambiar el régimen de entrenamientos y hacer cosas diferentes. No va a ser una temporada tan intensa como las anteriores”, anunció Bolt.

“Voy a dar a la gente la oportunidad de verme en mi último Mundial. Esta temporada de 2017 la correré por los aficionados”, añadió el jamaicano.

Si Bolt podrá correr sin estrés, la cara contraria la sufre Leo Messi, con una presión enorme sus espaldas, sobre todo tras perder su cuarta final con Argentina, en junio pasado en la Copa América Centenario jugada en Estados Unidos, donde cayó contra Chile en los penales.

Messi, además, falló un penal en la definición de la final. Una vez más el título lo acarició sin conseguirlo y por su mente pasó dejar la selección argentina.

Había perdido antes las finales de la Copa América de 2007 (contra Brasil por 3-0) y 2015 (frente a Chile en los penales) y la del Mundial de Brasil-2014 (contra Alemania por 1-0 en la prolongación).

“Para mí se terminó la selección. Ya lo intenté mucho, me duele no ser campeón con Argentina y me voy sin lograrlo. Es increíble, pero no se nos da. Hoy nos pasó otra vez y otra vez los penales. Son cuatro finales las que me tocó perder, tres seguidas. La verdad que es una lástima, pero tiene que ser así. No se da, lo intentamos, lo buscamos y ya está”, dijo, en caliente, en los minutos siguientes a perder la final por penales con Chile, el 26 de junio.

Amago de retirada de Messi

Pero Messi, pese a que dejó su país con trece años, se siente muy argentino y daría muchos de sus títulos por ganar algo con la selección de su país, por lo que el 12 de agosto confirmó su regreso con la albiceleste.

Pero las cosas no van bien para la selección argentina, quinta clasificada en las eliminatorias al Mundial de Rusia-2018, cuando solo los cuatro primeros pasan de forma directa y el quinto va a una repesca con el campeón de Oceanía.

En Rusia-2018, Messi tendrá 31 años. Será tal vez su última oportunidad de ganar un Mundial con Argentina, ya que la Copa América-2019 en Brasil será también complicada.

En 2017, Messi deberá ayudar a Argentina a clasificarse al Mundial. El año que viene también será importante para otro sudamericano en su afán de saldar otra deuda, el ciclista colombiano Nairo Quintana, ganador de un Giro de Italia y una Vuelta a España, quien tratará de ganar su primer Tour de Francia, donde ha sido dos veces segundo y uno tercero.

Quintana intentará de dar alegrías a un deporte sudamericano que todavía llora a las 71 víctimas del avión del club brasileño Chapecoense, que se estrelló a finales de noviembre en Colombia, cuando iba a jugar el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana.


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría interesar...