Marc Márquez, el triunfo de madurez de un niño prodigio

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

París, Francia.-

Con sólo 23 años puede resultar contradictorio hablar de la madurez de Marc Márquez. Pero el prodigio español, con cinco títulos mundiales ya en su palmarés, tres en la máxima categoría, tuvo que luchar contra su naturaleza y dotar de serenidad a su conducción para sumar una nueva corona en MotoGP.

El piloto de Honda aprendió la lección. Sus excesos, traducidos en caídas y otros percances, le eliminaron de la carrera por el título en 2015, que se disputaron sus dos grandes rivales de Yamaha, el legendario Valentino Rossi y su compatriota Jorge Lorenzo, que finalmente logró aquel Mundial.

Fue su único borrón desde 2012, año en el que logró el título en Moto2. Después llegó su espléndido doblete estableciendo una dictadura en la máxima categoría entre 2013 y 2014. Su otra corona Mundial fue en 2010, en 125 cc, cuando tenía 17 años y montaba una Derbi.

Adepto de la regularidad

Seis años después, convertido en la absoluta referencia de este deporte, el catalán absorbió como una esponja lo sucedido la temporada anterior, cuando ganó cinco carreras -como en 2016-, pero seis retiradas le dejaron fuera de juego.

Con una moto que no tiene la superioridad de antes, sobre todo en la aceleración y en la velocidad punta, Márquez se convirtió en un adepto de la regularidad. Dar un paso atrás en ocasiones para poder ganar la carrera final fue su estrategia y la cumplió a la perfección.

El chico de los ‘codos mágicos’, capaz de utilizarlos con asiduidad como punto de apoyo en las curvas para evitar las caídas, tuvo otra vez como grandes rivales a Rossi y Lorenzo.

Pero la dupla italiano-española fue incapaz de mantener el paso en una temporada que celebró hasta nueve vencedores de carrera diferentes, toda una novedad en una categoría, MotoGP, caracterizada en los últimos años por la existencia de una reducida élite que acaparaba triunfos, vueltas rápidas, podios y títulos.

Viñales, su nuevo rival

Para 2017 Rossi, en su búsqueda por igualar el récord de ocho títulos mundiales de su compatriota Giacomo Agostini, cambiará de compañero. Lorenzo, ganador de tres Mundiales, dejará su puesto a otro español, Maverick Viñales.

Teóricamente Lorenzo dará un paso atrás al fichar por la italiana Ducati, pero el reto será grandioso para el mallorquín, que desafiará a los mejores con una moto menos fiable.

“Veo más rival a Maverick que a Lorenzo. Creo que Maverick luchará por el título, como Rossi. Será interesante ver qué será capaz de hacer Jorge con la Ducati, a la que le ha faltado regularidad”, dijo Márquez hace unas semanas.

En el resto de categorías el francés Johann Zarco, de Kalex, revalidó su título en Moto2, un ‘doblete’ que le ha otorgado el billete a la MotoGP. A sus 26 años, con el equipo Monster Yamaha Tech 3, tendrá su oportunidad en el gran escenario.

Finalmente en Moto3 se impuso el intrépido sudafricano de 21 años Brad Binder, ganador de siete carreras. Como Zarco, su título le ha valido un salto de categoría y el año que viene estará en Moto2 con la formación Red Bull KTM Ajo.


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría interesar...