2017: ¿MUD o Gobierno?

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

LEANDRO RODRÍGUEZ LINÁREZ.-

Lo primero que debemos analizar es quién tiene el poder, de paso, el poder absoluto en el país. La oposición tiene la Asamblea Nacional, probablemente el poder más excelso en una democracia, pero ¿De qué ha servido? y ¿De quién es la culpa? No se trata de exculpar a la oposición de sus errores, el haber aceptado el “diálogo” ya resume magistralmente sus pecados; sin embargo, léase muy bien, absolutamente todo lo ofertado antes del 6D 2015 la MUD lo cumplió ¡Sí cumplió!

Creerán que este es un artículo escrito por un opositor y no es así, le suplico siga leyendo: La MUD ofreció “la última cola” en respuesta al inhumano tratamiento gubernamental a la escasez de alimentos y medicinas, tratados con racionamientos y controles que hoy se pretenden acentuar y replicar con el “Carnet de la Patria”, el cual tendrá más valor que la cédula, único documento constitucional que nos califica como VENEZOLANOS receptores de deberes y derechos, sin distinción ni condicionamientos de ningún tipo, es decir, ¡IGUALES! ante la ley, ante la educación gratuita, decretada en el país desde 1870 por Antonio Guzmán Blanco, al igual que la salud, derechos económicos, políticos y todos los beneficios intrínsecos al solo hecho de ser venezolanos… con el “Carnet de la Patria” la venezolanidad se condiciona a los intereses de los que hoy gobiernan a Venezuela… ¡Mucho Cuidado!

En fin, la MUD ofreció “la última cola” porque prometió que al llegar a la Asamblea Nacional se iban aprobar leyes que superaran las tergiversaciones impuestas por Chávez y Maduro con leyes inconsultas, impuestas, con un conjunto de controles innaturales cuyo único fin es el control político, como lo declarara en su momento el vicepresidente de la República, Aristóbulo Istúriz, desde el oriente del país, no cómo media de política de Estado sino como fin de manipulación económica: “si levantamos el control de cambio tumban al gobierno”, 6 de julio 2015.

La Asamblea Nacional en el 2016 aprobó leyes que coadyuvan a la producción nacional, lo hecho en Venezuela, la ley del bono alimenticio a pensionado y jubilados, trató el gravísimo tema de la Guyana Esequiba, de inseguridad, de salud, de corrupción y demás temas REALES, solo que sus decisiones fueron anuladas por el TSJ, mismo que destituyó a 3 diputados electos por el pueblo en una actuación decembrina, que cumplió ya un año sin sentencia definitiva, cuando durante el 2016 fueron casi 30 las decisiones en contra del parlamento nacional de manera expedita, ipso facto, con una diligencia inaudita en su desempeño jurisconsulto, valga decir, todas esas sentencias a favor del Gobierno.

A todas estas ¿Será mejor el Gobierno o la MUD en el poder? No se sabe, porque las acciones, decisiones y medidas de la oposición a través del parlamento nacional fueron TODAS anuladas por el TSJ inauditamente. Lo que sí sabemos es que las medidas del Gobierno, decididas, tomadas y ejecutadas nos depararon este país de caos y penuria, objeto de burla mundial. ¿MUD o Gobierno? Ya sabemos cómo “manda el Gobierno”, creemos que es momento de probar algo distinto a lo que ya sabemos NO SIRVE.  @leandrotango

 


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...