Día de reyes

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

POR: CARMEN PÉREZ MONTERO

¡Qué magia, qué maravilla!..¡Hoy es día de Los Reyes Magos en nuestro país y en otras partes del Mundo!,  personajes místicos, que después de más de 2000 años aún se encuentran representando uno de los dilemas más difícil de descifrar, debido a las contradicciones que en torno a su existencia se han tejido, considerándose  uno de los más grandes misterios de La Biblia.

Tal vez ni eran Reyes, ni eran Magos, ni eran tres. Eran sabios, astrólogos o astrónomos; pero sin duda eran seres de luz que provenían de  Persia o Babilonia, lo que es hoy Irán.  Se ha llegado a la conclusión de que eran tres porque fueron tres los presentes obsequiados al Niño Jesús.

Vienen de Oriente a Jerusalén, en camellos. Llegan a Belén para postrarse de rodillas ante el Niño  Dios y ofrecerle oro, incienso y mirra, una riqueza simbólica.  Se dice que esos regalos tenían su razón de ser y allí la demostración de su sabiduría: El Oro, metal destinado a los Reyes, es decir un metal de naturaleza real;  El Incienso, empleado en el culto de los altares de Dios y de naturaleza divina, era símbolo de oración, y La Mirra, usada como perfume, pero en ese tiempo también servía para preparar  un compuesto embalsamador para los muertos y era colocada como  bálsamo para la santa sepultura. Anunciaba momentos muy amargos en la vida de Jesús y su futura pasión y muerte.

Según la Historia y el Evangelio de San Mateo, ellos eran astrólogos y conocían con precisión el movimiento  de la estrella, por eso la siguieron y ella los guió hasta Jerusalén, allí encontraron al Rey Herodes a quien preguntaron: ¿Dónde está El Rey de los Judíos que acaba de nacer? Y éste, sorprendido, les manifestó que no lo sabía; pero que ellos le averiguarían el sitio exacto donde había nacido para él poder ir a adorarle también; pero un ángel se apareció a Los Tres Reyes y les advirtió acerca de la mala intención de Herodes, quién sólo abrigaba odio por ese Niño que, supuestamente, vendría a reinar y por lo tanto, su plan era sacrificarlo.

Los Tres Reyes regresaron a su región por otros caminos, entonces Herodes al verse engañado se enfureció, y enardecido porque los sabios no regresaron a darle la información requerida ordenó la muerte de todos los niños menores de dos años, nacidos en Belén;  pero ya José, orientado por la visita, en sueños,  de un ángel, había huido con su familia hacia Egipto.

A través de la Historia de la Humanidad se han hecho muchas conjeturas con respecto a estas personalidades. Se dice que venían de Persia porque sus vestimentas coincidían con los atuendos usados en esa región: usaban pantalones, prenda que era propia de Persia, sombreros de punta y capas.

Donde por primera vez surge el nombre de Los Reyes Magos fue en la Iglesia de San Apolinar Nuovo, en Ravena, Italia. Las paredes de esta iglesia están decoradas con mosaicos de mediados del Siglo VI cuyas pinturas representan La Procesión de Las Vírgenes,  guiada por tres personajes vestidos a la moda persa y encima de sus cabezas se pueden leer los nombres: Melchor, Gaspar y Baltazar.

En el Siglo V, el Papa León I, estableció, definitivamente,  que los Reyes eran tres y en el Siglo XIV, el Monge Benedictino Beda  los describió con las imágenes que todos hoy conocemos.

Sus restos, supuestamente reposan en el Altar Mayor de la Iglesia de Colonia (Alemania), en una urna dorada. Estos restos fueron rescatados por Santa Elena y llevados  a Constantinopla, después, en el Siglo XII,  Federico I,  (Barbarroja) los trasladó a Colonia donde reposan sus cenizas y las coronas, que según otras opiniones,  usaron durante toda su vida.

Se dice que ellos representan las tres edades del hombre: Melchor,  europeo, anciano de barba y cabellos blancos, Gaspar, asiático, el más joven y rubio y  Baltazar, africano y de edad madura. De acuerdo a esta descripción representan los tres Continentes: Asia, África y Europa con sus correspondientes razas conocidas en la antigüedad.

Su día se celebra el 06 de enero y acostumbran, en el amanecer de ese día, dejarle regalos a los niños que se portaron bien durante todo el año viejo.

carpm@gmail.com


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...