Francia, organizador y vigente campeón, será el rival a batir en Mundial de Balonmano

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

París, Francia.-

El 25º Campeonato Mundial de balonmano comienza el miércoles en Francia, donde el país anfitrión será el principal favorito para revalidar su corona mundial.

Los que eran vigentes campeones de Europa, del mundo, y olímpicos hace apenas un año, han visto no obstante decrecer su dominio. Los galos cayeron antes de las semifinales del Europeo (5º), y después fueron desposeídos de su título olímpico al caer en la final en Rio. Ahora deberán conservar su corona mundial para que no pueda hablarse aún de un cambio de ciclo en el balonmano mundial.

El país más laureado de la historia en categoría masculina (10 trofeos: 5 Mundiales, 3 Europeos, 2 Juegos Olímpicos), vivió su esplendor entre 2008 y 2011 al conquistar cuatro oros consecutivos: Juegos-2008, Mundial-2009, Euro-2010, Mundial-2011. Sus aficionados están acostumbrados a ganar al menos una de cada dos competiciones en las que participan, gracias una generación de balonmanistas excepcionales, liderados por Nikola Karabatic.

Pero en 2016 la competencia se ha incrementado, con el renacimiento de Alemania, campeón de Europa en Polonia y bronce en Rio, más la expansión de Dinamarca, que privó a Francia de una tercera medalla de oro olímpica en Brasil (28-26).

La selección escandinava se quitó complejos merced a esa victoria olímpica, y ambiciona ahora el único título que falta en su palmarés luego de haberse quedado a las puertas en 1967, 2011, 2013.

Repetir lo de 2001

Ese es el sueño del talentoso danés Mikkel Hansen, quien se encontrará como en casa. Debutará en la competición en París en la fase de grupos, donde juega con su club y comparte vestuario con varios integrantes de la selección francesa.

“Es un placer jugar aquí, pero va a ser difícil. Francia juega en casa y es la favorita”, subraya el jugador de 29 años, quien salvo sorpresa, no se cruzará con sus compañeros del PSG antes de las últimas eliminatorias.

En el anterior Mundial organizado en Francia, en 2001, los galos no eran favoritos pero conquistaron el trofeo en casa al superar a Suecia en la final.

Dos jugadores se mantienen de aquella época, el arquero Thierry Omeyer y el organizador de juego Daniel Narcisse, ambos en forma a los 40 y 37 años respectivamente. Esa experiencia será de gran provecho para un grupo sobre el que recae la responsabilidad y la presión de la victoria en casa.

“Jugar en casa nos dará un impulso. Habrá que verlo de manera positiva, no hacerse preguntas y remar”, afirma Luka Karabatic, hermano de Nikola, convertido en pilar del equipo desde la conquista del Europeo en 2014.

Los ‘Hispanos’, a reeditar viejas glorias

Campeona del mundo en 2005 y 2013, la selección española (Los Hispanos) quieren saborear esos laureles de nuevo luego de no haber siquiera subido al podio en la cita de Catar-2015 y de no clasificarse para los Juegos de Rio.

Bajo la dirección del nuevo seleccionador Jordi Ribera, la selección vive un relevo generacional, pero acude a Francia con optimismo merced a su triunfo reciente ante la subcampeona del mundo, Catar, dirigida por el también español Valero Rivera.

En Francia, los ‘Hispanos’ se verán las caras en la primera fase con Islandia, ante la que debuta el jueves en Metz, Eslovenia, Macedonia, Túnez y Angola.

Con pretensiones más modestas, pero la misma ilusión, se presentan selecciones como Chile, Argentina y Brasil, dispuestas a dejar en buen lugar al balonmano sudamericano.

Con la mente en París-2024

Luego de la Eurocopa de fútbol el pasado verano, Francia se apresta a organizar un nuevo evento deportivo de gran calado. Si el Mundial de balonmano resulta un éxito ello dará un espaldarazo a las opciones de París en su carrera a organizar los Juegos Olímpicos del 2024.

El estadio de fútbol Pierre-Mauroy, en Lille, reconvertido para el evento en pabellón cubierto, y con capacidad para 27.000 espectadores, podría batir el récord de la historia de espectadores en un partido de balonmano (25.000 personas en El Cairo en 1999).

Los organizadores confían en atraer medio millón de espectadores a lo largo de la competición.

Francia y Brasil serán los encargados de abril el fuego el miércoles en París (AccorHotels Arena).


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...