¡Hágase la luz!

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

AUBER INFANTE BUSTAMANTE.-

Está hartamente demostrado que el gobierno no tiene ningún interés en que la educación funcione en el país. Una vez que llegan al poder, con Aristóbulo de Ministro de Educación, le asignan la tarea de escoñetar cualquier vestigio de sabiduría y cultura, así como de destruir los valores morales y espirituales del pueblo venezolano. El imperdonable finado se da a la tarea de crear las “Misiones Educativas”, que se convierten en centros de formación ideológica para mantenerse en el poder; sus títulos son una estafa al estudiante; pues, están vacíos de contenido académico y de formación integral. Lo hacen, aun poniendo en peligro la salud del pueblo venezolano; tal es el caso de los “médicos” egresados de sus programas en convenio con Cuba.

Lo normal en educación es pensar, reflexionar, discernir, discutir, ejecutar, volver a pensar. Debemos estar muy claros, que el trabajo de los ministros no es resolver la ingente necesidad económica de las universidades, liceos y escuelas; en docencia, la investigación y la extensión; que como no deben faltar, deben ser parte de la agenda para resolver los dilemas que atraviesa la comunidad científica y académica. Si no tenemos excelentes gerentes en esos dos ministerios de Educación, ¿con qué contamos para formar la generación de relevo?

Es real la precariedad que afecta el ejercicio de la docencia, la investigación y la extensión, producto de la aplicación de sueldos de hambre y desatención total a las instituciones. Urge un plan estratégico concertado del sistema educativo, que articule los distintos programas que buscan fomentar la producción científica; mejorar la formación académica y la investigación en general. Es imperiosa la formulación de objetivos que definan la gestión de políticas públicas y programas de Estado que involucren la comunidad. Aquí se debe incluir la idea de desarrollo de país, la cual no debe estar limitada a los procesos productivos. Un ejemplo de la falta de coherencia entre los programas de formación y la realidad, es la desbandada de un recurso humano que busca un lugar para vivir y trabajo para aplicar sus conocimientos. El potencial de la ciencia y la tecnología, así como la formación para el trabajo deben actualizar y fortalecer la matriz productiva. ¿Es esto posible con el actual gobierno? Definitivamente no!

Los actuales ministros son personajes que no tienen capacidad técnica-política para abordar esa tarea; pues funcionan con un corsé ideológico muy ajustado, se redimen en una liturgia comunista, que es humillar al ser humano mientras lo exaltan para someterle. Este gobierno sigue creyendo que el poder está en un cuarto oscuro llamado Sala Situacional, desde donde  20 personas despachan planificando maldades. Sabemos de sobra que el Mico Mandante  está en un momento muy bajo de aceptación, que está por debajo del piso y que, muy por debajo le sostiene una mesa de tres patas carcomidas; una de militares corruptos, la otra un Tribunal Supremo Ilegal y la última un Consejo Nacional Electoral pútrido.

Desde mi Universidad de Los Andes, la casa que vence las sombras, la casa del pensamiento combativo e irreverente, la del espíritu libertario que proporcionan académicos de gran valía intelectual, ¡para que haya paz, unidad y justicia, Invoco la luz! Hágase la luz pa´ que el militar narcotraficante podamos sacarlo de su madriguera. Hágase la luz pa´ que el juez venal piense en la justicia y no en su chequera. Hágase la luz para que repique duro el sonoro cumaco en tierra costera, pa´ que suene el arpa de mi tierra llanera o el dulce bambuco en la cordillera, que al son de la salsa muevan las caderas y bailemos gaita…vieja y sandunguera. Hágase la luz para los que han muerto, para los que viven, que un rayito llegue al preso político, para que regresen los que ahora están en tierra extranjera. Hágase la luz contra este gobierno en sus estertores y que la unidad…NO cometa más los mismos errores. ¡Que vivan la democracia y los hombres libres, carajo!

 


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...