Por cargos directivos del cabildo se enfrentan ediles revolucionarios

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

SONY DSC

SONY DSC

Una trifulca se generó durante la sesión convocada por el presidente saliente del Concejo Municipal de Araure, Wilmer López, para la elección de la nueva junta de directiva del periodo 2017-2018, pues los ánimos se caldearon cuando los concejales Omar Soto, Alexander Crespo, Nancy Vizcaya, Luis Miguel Quintero y Julio Castillo alegaron que la decisión ya había sido tomada por mayoría de los ediles, durante una sesión el día lunes.

Esto generó una acalorada discusión entre los concejales que estaban en desacuerdo y las comunidades presentes, que terminó con agresiones físicas al concejal Omar Soto, por lo que se ameritó la presencia de funcionarios de la GNB y la Policía, quienes lograron controlar la situación y procedieron a custodiar la entrada de la Alcaldía mientras continuaba la sesión.

En el salón de sesiones, se leyó el acta de la elección realizada por 5 de los 9 concejales el día lunes, donde se decidió nombrar a Alexander Crespo como nuevo presidente del Concejo Municipal, y a Nancy Vizcaya como vicepresidenta; mientras eso ocurría, el resto de los concejales insistía en que la elección era ilegal.

Wilmer López, acompañado por sus homólogos Carlos Suárez, Bárbara Hurtado y Carlos Hernández, alegaron que la decisión era “ilegal”, ya que para esa elección -aseguraron- no hubo convocatoria, y además el concejal Julio Castillo fue suspendido por incumplimiento de sus funciones, por lo que se activó a su suplente Robert Lucena.

El concejal López insistió en decir que “la Ley del Poder Público Municipal establece que se debe convocar una sesión para elegir a la nueva junta directiva, y eso se iba hacer hoy (ayer); esto estaba convocado desde hace 10 días, así que estos concejales no pueden venir a decir que ya hicieron una sesión antes porque eso es ilegal, es un golpe de Estado al Concejo Municipal, y es lamentable que lo hagan concejales que dicen ser revolucionarios”.

Por su parte, Crespo señaló que “el acto es legal, porque la sesión del lunes fue convocada por la mayoría de los ediles, tal y como está establecido en las leyes”. Asimismo, aseguró que la suspensión de Julio Castillo es “falsa”, ya que el procedimiento lo hizo extemporáneamente la anterior junta directiva, “además, no existen pruebas para demostrar la falta aducida para suspenderlo”.

Desmarcándose

Robert Lucena,  dirigente de la oposición en Portuguesa, rechazó los hechos suscitados durante la sesión en la que se instaló la nueva junta directiva del Concejo de Araure para el periodo 2017-2018.

“Fue bochornoso el enfrentamiento entre chavistas que se vivió en ese acto; es realmente lamentable que este tipo de situaciones ocurran, por ello me desentiendo completamente del asunto”, dijo Lucena, quien el pasado lunes fue juramentado como concejal principal, tras la supuesta suspensión de Julio Castillo.

-Yo recibí una comunicación del Concejo Municipal solicitando mi incorporación en calidad de suplente de Castillo, y actuando de buena fe y cumpliendo con lo establecido, me juramenté, pero no pretendo formar parte de este show, así que me desentiendo de todo, expresó.


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...