Rio recibe al 2017 con fuegos artificiales más cortos por la crisis

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Río de Janeiro, Brasil.-

Con unos fuegos artificiales espectaculares pero más cortos que de costumbre por su grave crisis económica, Rio de Janeiro se despidió de 2016 con el recuerdo dulce de haber acogido unos Juegos Olímpicos históricos pero con la certeza de que 2017 será difícil.

En la arena de la playa de Copacabana se congregaron cerca de dos millones de personas, la mayoría vestidos rigurosamente de blanco, cuya seguridad estuvo a cargo de cerca de 2.000 policías militares.

En la favela de Babilonia, con una vista privilegiada a la bahia carioca, el ambiente fue menos festivo.

Fabio Nativo, un extraficante de 28 años reconvertido en entrenador deportivo, brindaba con sus amigos frente a su humilde casa para que en el año nuevo “los políticos se preocupen del pueblo y saquen a Brasil de la miseria”.

Los fuegos artificiales en la “Cidade Maravilhosa” pasaron este año de 16 a 12 minutos por la bancarrota estatal y la falta de patrocinios.

“Dejaron un poco que desear porque esta crisis es toda culpa de los políticos ladrones”, coincidió Leandro Zerbenato, un cocinero de hotel de 30 años que celebraba el año nuevo en bañador.

A pie de playa, a más de 30 grados, miles de turistas de todo el mundo disfrutaban de la fiesta en ese entorno idílico, sin estar muy pendientes de las turbulencias políticas del gigante latinoamericano.

“Rio de por sí tiene una magia especial para cualquier época del año, pero todavía más en fin de año. No importa si este año los fuegos son más cortos, estos son los minutos mejor pagados”, dijo Liliana Velayarce, una peruana de 36 años.


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...