Enardecidos familiares de paciente causan caos en hospital de Agua Blanca

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Una situación dramática, de gran tensión, vivió el personal médico y de enfermería que la noche de este domingo se encontraba de guardia en el Hospital Tipo I del municipio Agua Blanca, luego de que fueran atacados por un grupo familiar que trasladó al nosocomio a un ciudadano herido de varios disparos.

Según el relato ofrecido por el personal, pasadas las 10 de la noche fue ingresado al centro asistencial Carlos Miguel Amaro Peroza (32), quien minutos antes había sido baleado cuando se encontraba en su residencia, ubicada en el sector El Esfuerzo de la mencionada población.

“Los médicos de guardia atendieron al herido para estabilizarlo; sin embargo, debido a que no contamos con los equipos ni insumos necesarios para atender una emergencia de tal magnitud, se le dijo a los familiares que debían trasladarlo por su propios medios al ‘Casal Ramos’, en Acarigua, porque a la ambulancia nuestra se le había averiado un caucho”, contó una de las empleadas del nosocomio.

-La situación alteró completamente a los familiares, quienes se tornaron violentos, y arremetieron contra el personal, insultándolo, además tumbaron la puerta de la entrada a la emergencia, y hasta quisieron obligar al médico a irse con el paciente, a lo que el galeno se negó por la actitud tan agresiva que mostraban, expresó.

Ante la circunstancia y como medida de protesta por los hechos, parte del personal médico adscrito a este hospital, la mañana de ayer paralizó las labores y manifestó su deseo de no continuar prestando el servicio en este municipio, si no se les brinda mayor seguridad.

Franklin Sánchez, miembro del sindicato de los trabajadores del Hospital de Agua Blanca, expresó que no es la primera vez que se presenta una situación que pone en riesgo la integridad física del personal.

“Ya hace un par de años fuimos víctimas de un robo a mano armada. Lo de anoche (domingo) es preocupante para todos, y ocurre porque no contamos con vigilantes, pese a que en aquella oportunidad, tras una reunión que tuvimos con las autoridades de salud de la entidad y del centro asistencial, se acordó que asignarían dos funcionarios policiales para resguardar las instalaciones y al personal; no obstante, a los días solo enviaron a los uniformados, que cumplieron con lo establecido solo por unos dos meses”, manifestó.

-Hoy (lunes), el jefe policial del municipio nos indicó que, debido al déficit de funcionarios, no se puede asignar uno para custodiar aquí en el hospital, sostuvo.

El vocero de los empleados indicó que “exigimos urgentemente a las autoridades regionales mayor presencia de efectivos de los cuerpos de seguridad, por lo menos cuatro funcionarios, además de reforzar las zonas de acceso, con rejas, para resguardar las vidas, no solo de los trabajadores sino de familiares y pacientes”.


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...