algo sobre la telefonía celular

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DAVID FIGIUEROA DIAZ/

Cada área del saber, cada especialidad y cada oficio tiene su argot, es decir, su forma de establecer la comunicación entre los que se desempeñan en cierta y determinada actividad. Los médicos, los abogados, los ingenieros, los periodistas y otros profesionales universitarios y no universitarios, manejan un grupo de palabras que son poco entendibles en el común de los hablantes, y solo alguien con conocimientos en el asunto podrá saber qué significan. En el ámbito periodístico, que es en el que me desenvuelvo con relativa facilidad, existen términos, como por ejemplo caliche, refrito, palangre o tubazo, que en su acepción original no tienen nada que ver con el oficio de informar; pero son vocablos de uso corriente entre periodistas. Un caliche es una información sin importancia, un refrito es una nota que deriva del algo ya publicado, palangre es el cobro por publicar informaciones, y un tubazo es la noticia sobre un hecho impactante,  publicada en exclusiva. No es lo mismo noticia que información, y por eso no he hablado de ellas como sinónimos. Y ya que he dicho profesionales, debo aclarar que no solo los universitarios deben llevar esa denominación. Se es profesional aun sin poseer título. Lamentablemente, hay personas a las que se les ha subido el “cartón” al cerebro, y para ellas no hay profesionales sin título. Deberían consultar el Diccionario académico en su versión física o digital, para que salgan del error.

Las tecnologías también importan palabras, ante lo cual es recomendable estar atentos, pues la mayoría proviene del inglés, y por ignorancia e imitación servil, son usadas en detrimento de las propias del español. Les hablaré de las que han llegado con la telefonía celular, cuya presencia ha sido de vital importancia para el desarrollo de la sociedad. Es preferible usarlas en español, en aras de conservar la unidad lingüística. No tengo nada en contra del inglés, pues de hecho, mis mejores notas en bachillerato fueron en esa materia; pero prefiero el castellano, aunque me he fijado la meta de aprender a hablar inglés, no por pitiyanqui, sino por apercibirme de los conocimientos necesarios para delimitar el acceso de ese idioma hacia el nuestro.

Teléfono móvil y teléfono celular son la misma cosa, solo que la primera es la habitual en España, mientras que la segunda es común en casi toda América. Teléfono inteligente es una opción adecuada en español a la voz inglesa smartphone. Tecnología táctil es un equivalente adecuado en español al anglicismo tecnología touch para referirse a los aparatos electrónicos que se manejan con el contacto directo de los dedos sobre la pantalla, sin necesidad de un teclado.

Tableta es el término recomendado para los dispositivos portátiles con tecnología táctil, en lugar del anglicismo tablet. Para los híbridos de teléfono inteligente y tableta, denominados phablets en inglés, se recomienda la forma tabléfono. Tanto píxel (llana) como pixel (aguda) son válidas para aludir al elemento mínimo de ciertos tipos de imágenes. La primera es habitual en España y la segunda es la mayoritaria en muchos países de América. El plural se forma añadiendo la terminación “es”, es decir, píxeles y pixeles. Los de megapíxel y megapixel (escritos en una sola palabra) son megapíxeles y megapixeles. El término wifi, proveniente de la marca Wi-Fi, ha pasado a ser utilizado como un sustantivo común. Al tratarse de una palabra ya incorporada al español, lo recomendado es que se escriba con iniciales minúsculas, en letra redonda y sin el guion que aparece en la marca original. Se emplea tanto en masculino como en femenino, en función del sustantivo al que haga referencia: la zona wifi o el sistema wifi. La voz inglesa display puede y debe sustituirse en español por pantalla.

El neologismo nomofobia es adecuado para referirse al miedo a estar incomunicado sin teléfono celular o móvil. Con el anglicismo start-up se conoce en el mundo de los negocios y la innovación a aquellas sociedades que, pese a su juventud y falta de recursos, consiguen obtener buenos resultados en el mercado y pasan a ser impulsadas por otros inversores o absorbidas por empresas ya consolidadas. Se recomienda emplear la traducción empresa emergente. Más español y menos inglés.

dfigueroa64@gmail.com

@nuestroidioma65

nuestroidioma65.blogspot.com


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...