Movimiento anticorrupción prepara protesta contra “la impunidad” en Brasil

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Río de Janeiro, Brasil.-

Vem Pra Rua, uno de los grupos que movilizó a millones de brasileños contra la presidenta de izquierda Dilma Rousseff, convocó a una protesta el 26 de marzo contra aliados del presidente Michel Temer que buscan ponerse a salvo de investigaciones de corrupción.

Bajo el lema de “Basta de impunidad”, Vem Pra Rua (VPR, Sal a la Calle) denuncia “la tentativa” de miembros del Congreso de “salir impunes utilizando sus prerrogativas legislativas”, dijo su líder, Rogério Chequer, en una entrevista telefónica con la AFP.

Temer “ha escogido personas equivocadas y está perdiendo una gran oportunidad de ser un interlocutor directo de la sociedad”, señaló el empresario, de 48 años.

Ya en diciembre, VPR movilizó a sus huestes contra el entonces presidente del Senado, Renan Calheiros, un aliado clave de Temer, que enfrenta un juicio en la corte suprema por desvío de fondos públicos y fue denunciado por la Operación Lava Jato, que investiga sobornos masivos en Petrobras.

Chequer estima que la manifestación será “un enorme éxito” si supera a la de diciembre, que según VPR movilizó a unas 200.000 personas en Sao Paulo (donde se carece de estimaciones oficiales) y a un millón en todo el país.

Tras las fiestas de fin de año y de Carnaval, Brasil vuelve a la realidad de sus crisis, con la mirada puesta en el inminente levantamiento del secreto de sumario de las “delaciones premiadas” de 77 exejecutivos de la constructora Odebrecht, uno de los principales implicados en el caso Petrobras.

Las primeras filtraciones de las denominadas “delaciones del fin del mundo” mencionaron a Temer y apuntaron a varios de los principales colaboradores y aliados del mandatario conservador, quien asumió el cargo el año pasado tras la destitución de Rousseff por manipular las cuentas públicas.

Temer perdió ya a seis ministros por causas vinculadas a la Lava Jato, y debió bloquear, debido a la presión social, varias tentativas de los jefes del Congreso para desactivar las denuncias que se avecinan.

El mandatario tiene una popularidad bajo mínimos (en torno a un 13%), pero espera llegar a las elecciones de 2018 -en las que prometió no presentarse- gracias a un plan de ajustes ampliamente apoyado por los mercados para sacar al país de la recesión.

Ética y “Estado eficiente”

Vem Pra Rua, acusado por la izquierda de haber allanado el camino al “golpe parlamentario” contra Rousseff, defiende en su plataforma “la democracia, la ética en la política y un estado eficiente y desinflado”.

Según Chequer, esos objetivos no corren el riesgo de chocar entre sí.

“En primer lugar está el combate contra la corrupción, en segundo lugar la renovación política. Si no reformamos nuestro Congreso, hasta las reformas actuales peligran”, advierte.

Eso se debería, explica, a la posibilidad de que las medidas de austeridad aprobadas ahora sean revertidas por una nueva mayoría en 2019.

La renovación, insiste, se dará en las elecciones, pues VPR no ve “ningún argumento” para convertir el “Fora Dilma” de ayer en un “Fora Temer”.

Pero Chequer no ahorra críticas a los últimos nombramientos apoyados por Temer: el del nuevo presidente del Senado, Eunicio Oliveira, bajo el foco de Lava Jato: o el de Calheiros, líder del bloque de senadores del partido de centroderecha PMDB.

Las últimas encuestas de cara a 2018 dan como favorito al expresidente de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), pero Chequer no cree que a un año y medio de distancia esos sondeos sean significativos. Hay que dar “tiempo al tiempo”, se limita a decir, en espera de que los brasileños decidan en ese momento dar una sacudida a la “vieja política”.

Chequer descarta que la “nueva política” pueda ser encarnada por el juez de primera instancia Sergio Moro, símbolo de la Operación Lava Jato que ya llevó tras las rejas a decenas de peces gordos de la política y las finanzas. “Moro está cumpliendo papel fundamental. Que permanezca ahí”, responde, al ser interrogado al respecto.

Y cuando se le pregunta si él mismo tiene alguna aspiración presidencial, responde: “No, eso no está en mis planes”.


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...