Partidos, partidos, partidos

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

AUBER INFANTE BUSTAMANTE.-

Desde la Declaración de Independencia en 1811, han surgido agrupaciones políticas, en muchos casos de existencia efímera, pero de peso trascendental, aunque no necesariamente de tipo partidista. La Sociedad Patriótica, propugnaba la independencia política de Venezuela, pero el primer partido político venezolano como tal, es el Partido Liberal fundado por Antonio Leocadio Guzmán en 1840, el cual hace que los conservadores que habían gobernado este país desde 1830, se agrupen formalmente en el Partido Conservador. Todos estos partidos se disolvieron a principios del siglo XX durante la dictadura de Juan Vicente Gómez. Con esta dictadura, emerge la Generación del 28 que es el embrión de los partidos políticos modernos. En 1927 nace el Partido Revolucionario Venezolano que en 1931 se transforma en el histórico Partido Comunista de Venezuela (PCV), el partido Acción Democrática (AD) en 1941, la Unión Republicana Democrática (URD) en 1945, y en 1946 el partido socialcristiano COPEI. A partir de aquí, surgen múltiples partidos políticos, unos de larga duración, otros muy efímeros, cada uno con el ideal de liberar el pueblo de la opresión gubernamental.

Al día de hoy, mi percepción es que, aparte de las instituciones del Estado, los partidos políticos son las instituciones peor valoradas. Se han visto forzados por “Ley” a convertirse en auténticas órdenes mendicantes. Verdaderos pedigüeños  son sus militantes al solicitarle a un pueblo cansado de elecciones, marchas, concentraciones y bailoterapias, que se inscriban como partidarios por el riesgo de desaparecer. Muy a contrapelo de esto, va la campaña de candidatos a la presidencia, gobernaciones y diputados, alcaldes y concejales, todo esto ha hecho visible pugnas internas, así como entre partidos políticos con un pronóstico creciente.

Con las condiciones impuestas por el CNE para la recolección de voluntades, parece ser el fin de la democracia pluripartidista en Venezuela, procurando la implantación de un sistema de partido único, eliminando por forfait a todos los partidos que piensan o intentan pensar distinto al PSUV. La aplicación de la “Ley” de las damas del CNE, conducirá de modo inevitable a una reducción drástica del número de partidos en la escena política. Todo ese remezón no debió agarrar desprevenido a los dirigentes, que en algunos casos muestran un nerviosismo innecesario y desacostumbrado. El CNE funciona como una máquina del tiempo, tratando de regresarnos a un momento de la historia con la ausencia de partidos políticos. Esta institución debe ser fiel respetuosa del espíritu de la Ley que debe facilitar el proceso de formación, inscripción y funcionamiento de los partidos políticos.

Hoy es necesario inscribirse en un partido político y apoyarlo en su legalización, porque el país debe construirse sobre la confianza para generar cambios positivos, la vida de los ciudadanos está relacionada con la política, eso de que “si no trabajo no como”, ya sabemos que no es así. Lo partidos son importantes porque influyen en la política que nos desarrollará el gobierno de turno, definen la calidad de vida de los ciudadanos, sus derechos laborales, tipo de educación, disposición de la salud, calidad de la alimentación, tipos de vialidad, mejoramiento de la seguridad, economía fuerte y sostenible, tipos de leyes que nos afectarán. De manera general, Acción Democrática y COPEI en la mal llamada IV República lo hicieron positivamente. Primero Justicia y Avanzada Progresista en Miranda y Lara, lo han hecho muy bien, igual los alcaldes de Voluntad Popular, Un Nuevo Tiempo y los independientes demócratas. Los jóvenes deben ser los más entusiastas en inscribir los partidos, su propuesta ideológica, así como  presentarse ellos como candidatos y herederos de la patria; pues, para gobernar y cambiar esta realidad deben tener un partido político que les respalde. Lo siento Bolívar, pero sin partidos políticos no hay democracia. ¡Que vivan la democracia y los hombres libres, carajo!

 


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...