¿Qué pasa con intercable?

¡Comparte!
  • 14
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

CARMEN PÉREZ MONTERO.-

Haciéndome eco de la preocupación de un alto porcentaje de los vecinos de la Urbanización “El Pilar”, Araure, Portuguesa, debo denunciar  categóricamente la irresponsabilidad de esta compañía a la que estamos adscritos una gran mayoría de los habitantes de este nutrido conjunto habitacional, compañía que en los últimos meses  se ha dado a la tarea de castigar  a sus usuarios con un servicio absolutamente inservible.

Pasamos el día sin el servicio, cazando el momento en que llega por unos minutos; luego, en la noche,  debemos esperar hasta la madrugada para ir, por parte, utilizando el servicio, el cual se paga como si fuera eficiente y cuya tarifa aumentan cada vez que les da la gana.

Consideramos que no es justo que estando pagando un servicio, religiosamente, todos los meses, tengamos que salir a un centro de comunicación para poder realizar los trabajos que requieren del servicio de Internet.

Otro aspecto que no debo callar es que la oficina parece una cárcel de la época de la     Inquisición.  Rejas por todas partes y unas ventanillas por donde no pasa ni la voz. Los empleados,  a quienes les faltan cursos de Relaciones Humanas o Públicas, no dejan hablar al cliente para que exprese su reclamo, sino que tienen en la mano  “el papelito” donde están transcritos algunos números telefónicos de Caracas y casi sin mediar palabras lo entregan al usuario instándolo a que llame a Caracas para que  plantee su caso.

El cliente se va a su casa con la esperanza de que pronto resolverá  el problema y volverá a gozar del servicio;  pero… ¡Oh decepción!… resulta que al llamar al número que le dio el empleado o la empleada, allí le colocan una música  Intercable… perdón… interminable, la cual interrumpen a cada instante para decir, con una voz modulada y chillona: Su llamada es muy importante para nosotros, en breve se le atenderá, Su llamada es muy importante para nosotros, manténgase en línea, luego nuevamente música y a cada momento la interrumpen con frases como: No se retire, en breve será atendido… Nuestros operadores se encuentran ocupados; pero pronto será atendido… Gracias por su espera… pronto le atenderemos y bla…bla…bla… y música.  Algunas veces al sonar el timbre para que atienda el operador, tumban la comunicación y se debe comenzar de nuevo la tortura.

Considero que este procedimiento es indignante para los usuarios, es una burla, una provocación y un abuso al jugar con el tiempo disponible de personas ocupadas. Así pasan minutos tras minutos, hasta que el cliente se enardece y los manda pa’l … cuelga el auricular y se toma un tilo para bajar la presión.

Por favor, esperamos no permitan que perdamos la paciencia, porque para colmo de males en esa oficina no hay una cara visible con quien hablar. No hay gerente, ni sub-gerente, ni jefe sólo un portero bien adiestrado para negar a su jefe, soportado por los empleados de taquilla que no permiten el paso hacia el interior donde supuestamente están los empleados de mayor jerarquía y que posiblemente tienen poder de decisión. carpm44@gmail.com


¡Comparte!
  • 14
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...