Acción Democrática no es un cascarón vacío

¡Comparte!
  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

CRUZ ALVARADO.-

“Acción Democrática aspira a ser —y será— el cemento que amalgame a todos los venezolanos que amen su nacionalidad”.  Rómulo Betancourt.

8.452 Voluntades para Confirmar que somos la primera fuerza Democrática del estado.

¿Cascaron vacío? comprobado que estaban equivocados, muchos dijeron que ACCIÓN DEMOCRÁTICA era un cascarón vacío.

Son tantas las expresiones que se publicaron en la prensa, en las redes sociales y muchas se dijeron a través de la radio y la televisión; muchas personas que se endilgan el calificativo de dirigentes políticos han tomado para ellos la manifestación del pueblo venezolano ante la avalancha de adecos que salieron a la calle durante los días 25 y 26 de marzo para revalidar al partido del pueblo. Según el compañero y amigo Pablo Vidal Verdú Villegas, quien textualmente cita en su escrito INDULGENCIA CON ESCAPULARIO AJENO, escribe: “La verdad que después del domingo, muchos “quieren ganar indulgencias con escapulario ajeno”; el verdadero protagonista es “la espontaneidad”; y las ganas de muchos por validar instituciones partidistas serias; o primero que deben aprender ciertos pichones de líderes es la humildad en el trabajo, en reconocer que la gente asistió de manera voluntaria, sin bozal de arepas, sin chantajes, y sin amenazas de sacarlos de alguna nómina; y cae chocante como algunos ya comienzan a rasgarse las vestiduras adjudicándose un trabajo que no tienen y que no hicieron; es allí donde no tienen la brújula bien ubicada y comienzan a ver fantasmas de triunfalismos verbales, y atropellan con actitudes infantiles y de poca monta; incluso miccionando fuera del perol…y resulta que aquí 4 o 5 “dirigentes” se están peleando por un trabajo que no hicieron, que no planificaron, que no movilizaron. Ese glorioso partido de 75 años es fuerte porque hay ADECOS para rato y no por el “trabajo político” que algunos pretenden hacer ver que realizaron. Felicito a esos rostros que siempre han llevado la carga y ellos saben quiénes son, los que han estado al frente de la organización en las buenas y en las malas, y no aquellos que tratan de pescar en río revuelto.

Esto es el diablo o el verdadero demonio que anda suelto: La situación es gravísima, aquí no hay Estado de derecho, esta es una situación de facto, aquí no hay separación de poderes públicos, aquí no se respeta la Constitución, aquí hay presos políticos, aquí la libertad de expresión se ejerce a duras penas y con graves riesgos, aquí hay crisis humanitaria y ahora para rematar el Tribunal Supremo de Justicia acaba por decisión de ellos con la Asamblea Nacional abrogándose para si todas las funciones de la Asamblea; tarea que de por sí no le corresponde.

Es hora de pensar en lo que está sucediendo, es hora de reflexionar sobre nuestro país, es hora del llamado a actuar; no es hora de querer estar peleando por un pedazo de la parcela que no le corresponde a aquellos que una vez estuvieron en el poder en representación de nuestro partido y no lo supieron hacer.

La actual dirigencia de Acción Democrática Portuguesa que se instala en el mes de julio del 2016 si consiguió un cascarón vacío. Nuestra organización no tenía una data que mostrar desde el Comité de Base más humilde hasta la dirigencia regional pasando por la dirigencia municipal. Los Burós de las Secretarías Sectoriales no se conocían, las decisiones eran tomadas por un cogollito que no tomaba en cuenta a los demás dirigentes de base. En la actualidad todo esto ha cambiado. Solo organizamos lo que siempre ha estado allí, solo tratamos de recuperar los espacios y la dirigencia de nuestra organización.

Acción Democrática como organización política y como defensora de la Democracia no puede tener un papel sumiso ante esta calamidad que vive nuestra patria.

Los ojos de la comunidad internacional están sobre Venezuela por la restitución del orden constitucional…pero los que tenemos la obligación de defender la DEMOCRACIA somos los hijos de esta malherida patria.

“A la democracia hay que rescatarla así sea por la fuerza…” Rómulo Betancourt.


¡Comparte!
  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...