Niño se complica tras ser vacunado y muere por falta de atención

¡Comparte!
  • 782
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Tras un desesperante periplo, la noche de este domingo falleció un niño de 5 años que había entrado en estado de coma después de que fuera vacunado en el Hospital “Dr. Argimiro Gabaldón” de la población de Guanarito.

Ana Cecilia C., madre del pequeño fallecido, quien además es enfermera, relató que su hijo fue llevado el pasado miércoles por la abuela materna hasta el hospital de Guanarito, con la intención de colocarle la vacuna de los refuerzos (polio y trivalente viral).

“Luego de vacunado, mi hijo comenzó a sentirse débil, decaído, y se le notaba algo pálido. Más tarde ese mismo día presentó un edema facial (hinchazón), pero aun así cenó algo y se fue a dormir. En la madrugada del jueves lo fueron a ver y lo encontraron orinado y en estado rígido”, apuntó la mujer.

Continuó diciendo, que de inmediato la abuela trasladó al niño hasta el hospital de Guanarito, donde recibió atención médica, pero debido a su cuadro clínico –al parecer había entrado en coma- fue referido a primera  hora del viernes al primer centro asistencial de Guanare, donde ingresó presentando convulsiones.

“En el ‘Miguel Oráa’ mi hijo recibió atención médica, pero lamentablemente no había los medicamentos que requería como Epamin, Dipirona Endovenosa, entre otros, tampoco insumos, como yelcos”, añadió la progenitora.

“Ese mismo viernes, a mi hijo le tomaron las vías, fue hidratado y se le colocaron dosis de Diasepam y Midazolam, todo lo cual logramos conseguir por fuera. Luego procedieron a entubarlo y lo remitieron con urgencia a una Unidad de Cuidados Intensivos debido a su crítica condición, pero en Guanare no había cupo, por lo que se optó por buscar cama en  la ciudad de Barinas”, afirma.

Relató que el día sábado consiguieron un cupo en el Centro  Materno de Barinas, por lo que en una ambulancia trasladan al niño hasta ese centro de salud, pero al llegar les informan que ya no había disponibilidad, por lo que deciden llevarlo al Hospital Dr. Luis Razetti de la ciudad marquesa, donde tampoco lo reciben porque no había espacio en la UCI; de tal manera, que no quedó más opción que regresarlo a Guanare.

“Al día siguiente supimos que había un cupo en el primer centro de salud de la ciudad de San Cristóbal. Intentamos comunicarnos con el director del Hospital Dr. Miguel Oráa de Guanare para pedirle apoyo, pero nunca nos atendió las llamadas, tampoco el Jefe de Enfermería, ni la Directora Regional de Salud, ni el gobernador Reinaldo Castañeda, ni el alcalde Rafael Calles. Requeríamos una aeroambulancia, pero no fue posible conseguirlos”, aseguró.

Señaló que al no contar con el apoyo de las autoridades de salud, se decidió trasladarlo hasta San Cristóbal en la misma ambulancia donde horas antes había sido llevado a Barinas, pese a que a esta unidad no estaba en las mejores condiciones porque se le había acabado el oxígeno.

Indicó la atribulada madre, que después de conseguir otra bombona de oxígeno, finalmente se inició el traslado del niño hasta el hospital de San Cristóbal, pero en el trayecto sufrió un paro, y aunque tuvo asistencia falleció poco antes de llegar a la capital del Táchira.

Se lamentó que su hijo no tuviera el apoyo requerido por parte de quienes tienen el deber de velar por la salud de los portugueseños.

“A mi hijo se le realizó punción lumbar para ver si se trataba de meningitis y el resultado fue negativo, por lo que creo que su muerte se produjo por la vacuna, por lo que este caso debe investigarse” a fondo, exigió.

– Yo como enfermera del hospital de Guanare pongo todo mi esfuerzo y hago todo lo posible por los pacientes que me toca atender, y mi pequeño hijo no contó con el apoyo necesario por falta de equipos, insumos y condiciones adecuadas – dijo.

Es importante resaltar que el cadáver del pequeño fue llevado hasta el Senamecf en Guanare, donde se le realizaría la necropsia para determinar la causa del deceso.


¡Comparte!
  • 782
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...