Trump, de la paz con el papa Francisco al terrorismo en la OTAN

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Bruselas, Bélgica.-

El papa Francisco recibió este miércoles en el Vaticano por primera vez al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con quien habló de “promover la paz en el mundo”, un día antes de una cumbre de la OTAN sobre lucha antiterrorista.

“Dejo el Vaticano más decidido que nunca a perseguir la PAZ en nuestro mundo”, tuiteó Trump, tras intercambiar con Francisco “puntos de vista” sobre “la promoción de la paz en el mundo a través de la negociación política y el diálogo interreligioso”, según la Santa Sede.

Acompañado de su esposa Melania, vestida de negro y mantilla, un sonriente mandatario estadounidense estrechó la mano del pontífice en la biblioteca de las suntuosas salas del palacio apostólico, antes de conversar a solas con él en el estudio privado del papa.

Durante este esperado encuentro, el Vaticano informó que se manifestó “satisfacción” por “el compromiso común en favor de la vida y de la libertad religiosa y de conciencia”, y se pidió además “una colaboración serena” incluso en campos como la “asistencia a los inmigrantes”.

La expectación sobre este encuentro era alta, máxime cuando ambos líderes tienen posiciones opuestas en temas como migración, cambio climático, venta de armas, pena de muerte, e islam. “Gracias, gracias. No olvidaré lo que me ha dicho”, aseguró Trump al papa.

La condena al aborto, la eutanasia, el matrimonio homosexual, son algunos de los llamados “valores no negociables” para la Iglesia católica con los que Trump concuerda en cambio con particular ahínco.

Textos sobre la paz

La audiencia privada duró una medida, el tiempo promedio concedido por el papa a los mandatarios, tras lo cual Trump presentó a la delegación que lo acompañaba, entre ellos su hija Ivanka, también de negro pero sin mantilla.

El encuentro, fijado tras meses de especulaciones sobre reticencias de Trump, tuvo lugar muy temprano, debido a que Francisco debía presidir dos horas más tarde la tradicional audiencia general de los miércoles en la plaza de San Pedro ante miles de peregrinos de todo el mundo.

El mandatario y el primer pontífice de origen latinoamericano defienden modelos económicos y sociales opuestos, y han chocado en temas como la construcción de un muro entre Estados Unidos y México contra la migración, la asistencia a los pobres, las relaciones con el mundo islámico o la estrategia en Oriente Medio.

El papa aprovechó la ocasión para regalarle un emblemático texto suyo sobre la paz titulado “La no violencia, estilo de una política para la paz”, escrito con ocasión de la Jornada Mundial de la Paz 2017, con la esperanza de que sea “un instrumento de paz”, aseguró.

Por su parte, el mandatario estadounidense obsequió al papa con una serie de libros de Martin Luther King, el pastor estadounidense defensor de los derechos civiles para los afroestadounidenses, entre ellos uno firmado por el renombrado activista.

‘Vamos a ganar este combate’

Tras el intercambio de estos textos de paz, el mandatario estadounidense puso rumbo a Bruselas, donde tiene previsto reunirse en la mañana del jueves con los líderes de las instituciones de la Unión Europea y, por la tarde, con los mandatarios de la OTAN.

En su primera reunión de la Alianza, Trump quería llamar a sus socios a un mayor gasto militar nacional y a que accedieran a sumar la OTAN a la coalición internacional contra los yihadistas del Estado Islámico, una paso “realmente importante” para el jefe de la diplomacia estadounidense, Rex Tillerson.

Un llamado, este último, que podría concretarse, después que los embajadores de los 28 países de la OTAN acordaran el miércoles por la tarde el ingreso de Alianza en la coalición, a la que ya pertenecen sus miembros a nivel individual, según una fuente diplomática. Los mandatarios deben confirmarlo en la cumbre del jueves.

“Cuando observan lo que ocurrió hace unos días [en el atentado de Mánchester], se dan cuenta de la importancia de ganar este combate. Y vamos a ganar este combate”, dijo Trump al primer ministro belga Charles Michel, tras reunirse con los reyes de los Belgas, Felipe y Matilde.

Mientras tanto, miles de personas -6.000 según la policía y 10.000 para los organizadores- se manifestaban por las calles de Bruselas contra la visita de Trump y la política de la OTAN.

Tras visitar Arabia Saudita, Israel y el Vaticano, la primera gira internacional del presidente estadounidense continua en Bruselas desde donde viajará el jueves por la noche a la ciudad italiana de Taormina (sur) para una cumbre viernes y sábado de los siete países más industrializados (G7).


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...