Con aguacero ventíao….

¡Comparte!
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

IVÁN COLMENARES.-

Castro Soteldo retó en Venevisión, a presentarle pruebas sobre la presunta corrupción en Agropatria con los insumos agrícolas. Un ministro no necesita pruebas. No es juez. A lo que está obligado es a escuchar. Los testimonios son más que evidentes. Lo sabe el titular de la cartera de Agricultura porque se lo dicen sus amigos y compinches, fascinado con su programa de televisión que en definitiva, es lo que le gusta… Todo el mundo en Portuguesa sabe que Agropatria factura por ejemplo, la fórmula, a 2.500 pero hay que pagar 10.080. La urea en 1.800 pero tienes que entregar 8.580. Y eso no pasa en una agencia. En casi todas. ¿Y no se va enterar un ministro de un área tan álgida, como la agropecuaria? O no quiere escuchar sino a aquellos que le dicen que se producirán 3.500.000 quintales de café cuando no se va a llegar a 500 mil. ¿Wilmar, al final de la zafra, de dónde sacarás ese café? ¿Lo vas a traer escondido de Nicaragua?

Pero hay más. El fertilizante lo están cobrando en diez mil bolívares. Agropatria cobra 7.500 de gastos operativos por saco. Pequiven sólo cobra la diferencia. En esa dependencia bachaquean con el fertilizante. En este ciclo, Agronada se convirtió en el monopolio de los insumos, y todo pasó por allí, como una alcabala. Lo dijimos y lo repetimos. El año pasado la tonelada métrica de fertilizante costaba 24 mil bolívares. Este año vale 200 mil, aumento del mil por ciento. Y le preguntamos al Ministro: ¿si siguen comprando a dólar de diez para insumos agrícolas, por qué esos precios son tan exageradamente altos? Y eso pasa en todos los insumos.

Lo que sí no descuida Wilmar es la política, aunque a veces ande de capa caída, porque creo que su nivel intelectual sin mezquindad, supera a muchos, a casi todos los del gabinete madurista. Además, forma parte de los originarios y es del círculo de Jorge Giordani. Cuando se enteró que su colega Francisco Torrealba venía con el cuento de entregar compactadoras, que de paso ¿qué tiene que ver eso con el Ministerio del Trabajo?, a apoyar a su hermano Rafael, inscrito como candidato a la prostituyente, pero con miras a la Alcaldía, raudo y veloz decidió reinaugurar los silos de Agropatria en Araure, para darle su espaldarazo a quien afirma no necesitar padrinos, pero nunca ha caminado solo ya que nunca ha tenido músculos para nada, su toñeco para Páez, exsecretario general de gobierno y exdiputado, Nelson Escobar. Eso sí, la gasolina de avión no escasea, porque en esos aparatos vuelan los privilegiados de Maduro y el PSUV. La marea roja como forma de distracción o con la seguridad de que se van a quedar en el poder toda la vida, gracias a esa farsa constitucional inventada para acabar con la Carta Magna del 99, la hija predilecta del difunto, es un saco de gatos. Antonia Muñoz no regatea cuando se trata de lanzarle dardos a su colega exgobernador y compañerito de partido. Castro se las arregla para no dejar el patio solo. Rafael Calles, Primitivo y varios alcaldes no se van a calar más los caprichos de Wilmar, con Castañeda. Torrealba también se mueve para ponerle la mano a la preciada Gobernación de Portuguesa. Mientras tanto, la leyenda andante del camión de billete, el teniente biscucuyense, se lanza a la mamarrachada constitucional y se fortalece el cuento con el rumor de que será candidato de Maduro. Gran vaina. El estado vuelto añicos en salud, vialidad, seguridad, servicios públicos, destacando el gas doméstico cuya adquisición se ha convertido en un verdadero calvario. Pagan 10 mil bolívares por la bombona pequeña, 20 mil por la mediana y 30 mil por la grande. Si es que le toca por suerte.

Ese merequetengue rojo para sustituir a Efrén Pérez tiene molesto al diputado oficialista de ese circuito. Tanto es así, que están hablando de que William Pérez forma parte de una lista de parlamentarios que se declararán independientes en las próximas horas y que podrían cambiar definitivamente el curso de la historia. Yo en verdad, no creo. Me parece jueguito satánico del G2 cubano con babalaos, paleros y todo.

Por eso es que, con aguacero ventíao no hay araguato que duerma.

 


¡Comparte!
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...