de la roma de caligula a la república de platón

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

AUBER INFANTE BUSTAMANTE/

Incitatus fue el caballo de Calígula que jamás llegó a ocupar un puesto en el Senado romano, pero siempre se utiliza como una forma sarcástica para sugerir que un político no está a la altura de las circunstancias. Al contrario y para mucho pesar nuestro, el finado le dejó el gobierno a alguien que hoy ocupa la presidencia y no está a la altura de las circunstancias que exige la República. Así, Venezuela se convirtió en el botín que la elite cínico-militar disfruta, mientras el pueblo muere de hambre o en espera de un medicamento. Es una comida sazonada con la vulgaridad complaciente del Consejo Nacional Electoral, la fétida desvergüenza de las decisiones del TSJ y cocinada al fuego lento de la traición militar.

Cada día nuestras condiciones de vida son peores que las pautadas en la Constitución, también son peores de las que esperaban quienes votaron por el insepulto. Hace años pudimos haber elegido otra vida con otro gobierno, pero no lo hicimos. Calos Andrés Pérez nos previno y hoy, somos víctimas de esa clase delincuencial gobernante que nos dimos. Tanto la policía como la Guardia Nacional que nos reprime y asesina la pagamos nosotros. El gobierno que se ha robado los dólares del petróleo e impuestos, minerales metálicos y no metálicos, …la paz, la democracia y la libertad, también lo elegimos y pagamos nosotros. Pudimos haber elegido otro destino hace años, pero no lo hicimos, o permitimos que nos robaran el triunfo. ¿Aprenderemos? No sé.

Hoy somos más los demócratas, somos mejores y tenemos razón, depende de nuestra voluntad cuánto tiempo dura este gobierno. Seguro estoy que mientras más dure, menos gente tendrá. Siendo que nadie va a estar esperándonos a la entrada de Miraflores para entregar las llaves del gobierno; nuestros líderes se deben cuidar mucho, no deben ser rehenes de la sociedad civil desorganizada ni de las redes sociales. Capriles ha sido golpeado y acechado, Henry Ramos ha sido acechado y vilipendiado, María Corina golpeada y acechada, Leopoldo secuestrado y humillado, pero todos han podido ser asesinados. Nuestro liderazgo político nacional, regional y local, por ser imprescindible para la reconstrucción del país debe tener claro que no puede estar en el cuerpo a cuerpo de la lucha; así son fácil presa de la violencia de los mercenarios del gobierno. También deben ser cautelosos  y coherentes, para activar una negociación que mantenga viva la protesta en la calle, que la usen como protección al cumplimiento de los acuerdos, pero nada se debe descartar por su costo político, porque más costoso sería una matanza entre venezolanos.

Al final de esta lucha hay acciones que no soportamos, porque la decepción mayor y más completa viene de nosotros mismos; es decir, que el opresor-ladrón-asesino, tenga la misma extracción que el oprimido pero con uniforme de militar o policía, que el maestro del odio sea aquel discípulo que educamos para actuar con hidalguía, o que nuestro vecino sea quien denuncia nuestras acciones libertarias. Hoy cuando más del 95% de la Nación reclama la urgente salida del gobierno, una envolvente operación remate debería planificarse y explorarse. Superemos el tropel desordenado de los Incitatus que nos gobiernan y pasemos a la república de Platón que nos espera: alegre, próspera, solidaria, pluralista, libre; en fin…democrática. ¡Que vivan la democracia y los hombres libres, carajo!


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...