Consulta popular

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

CARMEN PÉREZ MONTERO.-

Ha sido sumamente satisfactorio ver como el pueblo venezolano ha reaccionado con coraje y valentía durante estos últimos casi cuatro meses de lucha contra esta dictadura, que un gorila analfabeto ha desatado en contra de un pueblo noble y confiado.

El pueblo venezolano es demócrata por excelencia, con un alma y personalidad tan humanas que traspasan los umbrales del corazón para despertar en nosotros sentimientos patrios, tan prístinos, que ni siquiera la muerte de nuestros jóvenes los han menguado, más bien, con este dolor se enciende en nuestro pecho la llama del patriotismo, legado por nuestros Libertadores y el deseo de valorar y homenajear la muerte de todos los caídos en este combate por la conquista de la libertad y la restitución del hilo constitucional, a través de una consulta popular, que sabemos era su objetivo principal.

Hoy Venezuela y sus dirigentes están más unidos que nunca, mediante los sueños libertarios y en esa compenetración se siente la fuerza y la fe de un pueblo que clama justicia y respeto.

El próximo 16 de julio, Día de la Santísima Virgen de El Carmen, tenemos los demócratas venezolanos la gran oportunidad de oro, para decirle a este régimen hambreador y aniquilador de voluntades que no queremos su constituyente arbitraria e ilegal, porque esa no es la salida que el país necesita. El pueblo lo que requiere es un cambio de Gobierno. Un gobernante que cumpla y haga cumplir la Constitución “la mejor del mundo”, según Chávez.

La Asamblea Nacional Constituyente sólo contribuirá a desatar mayor violencia y enfrentamientos, acentuará la polarización y provocará  más muertes en Venezuela, porque es una decisión unilateral y arbitraria del Poder Ejecutivo, representado, específicamente por el Presidente, quién, según nuestra Carta Magna vigente, del año 1999, no está facultado para convocarla. Él sólo puede proponerla y es el pueblo quien decide, mediante un Consultivo, si quiere o no quiere Asamblea Constituyente y el Ejecutivo  jamás sometió esa propuesta a un consultivo para que el pueblo tuviera la última palabra, a través de la manifestación de su voluntad.

Debido a que el pueblo ha sido ignorado y el Presidente pretende imponerle, violando la Constitución, una camisa de fuerza, que no le permita defenderse de los atropellos a los que será sometido, la Mesa de la Unidad Democrática optó por convocar a una Consulta Popular, contemplada en el Art. 70 de la Constitución Nacional vigente y programada para el próximo domingo 16 de julio.

Recuerden, amigos demócratas, “si nosotros perdemos el miedo, ellos pierden el poder”, así que en “cambote”, como dicen los piriteños,  todos a manifestar el rechazo a la “Prostituyente”. Pueden hacerlo en cualquier “punto soberano” no importa si no es el cercano a su residencia y además para tranquilidad de los empleados públicos que tienen temor de perder su empleo, eso no sucederá porque los cuadernos de votación serán incinerados y no quedarán vestigios de  quienes fueron los participantes. Los Puntos Soberanos, en Acarigua-Araure,  estarán ubicados en las plazas  y en los alrededores de algunas iglesias.  Por favor, no se quede en casa, acuda a la cita, es el momento de materializar su protesta. Si es demócrata es su deber.

El pueblo se cansó de este desastre jamás visto en nuestro país, se cansó de las colas, de la escasez, de la insalubridad y sobre todo se cansó del abuso de la GNB y de la PNB, quienes matan con balas, con gases, con la ballena y  no pagan muerto, viven enfrentados a los manifestantes que pacíficamente salen a la calle a solicitar mejores servicios públicos, comida, medicinas y libertad; pero parece que ellos no viven en Venezuela y no sufren la vida de miseria, dolor e incertidumbre que vive la población.

Por eso, el domingo, sin miedo, todos a manifestarnos en contra de ese adefesio que Maduro llama  Asamblea Constituyente, para con ella radicalizar más la violencia, las vejaciones a las personas y las expropiaciones de lo poco que el venezolano decente ha logrado obtener con su sudor y con su trabajo.

Sólo faltan dos días para, unidos,  demostrar que somos mayoría los que rechazamos esa nueva violación a los derechos del pueblo soberano y que con estos resultados que mediante Dios Todopoderoso, serán la mejor demostración de que el pueblo ni quiere a Maduro ni a su constituyente y le está diciendo, claramente, que retire esa “bufonada”, porque el pueblo no se la va a aceptar. carpm44@gmail.com


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...