Holanda llora la muerte de un niño enfermo convertido en ícono

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Tijn Kolsteren, un niño holandés de seis años enfermo de cáncer en fase terminal, murió ayer viernes tras haber recaudado millones de euros en una campaña caritativa que incitó a la gente a pintarse las uñas, incluido el primer ministro.  “Estamos apenados y destrozados. Murió en el último día de la campaña”, declaró en su página de Facebook la fundación Semmy, la organización caritativa para la que el pequeño Tijn recaudaba fondos.

El niño, al que diagnosticaron una forma rara de cáncer cerebral en mayo de 2016, suscitó una ola de solidaridad lanzando un movimiento en el que retaba a la gente a pintarse las uñas, con la esperanza de conseguir unos euros. En total se consiguieron más de nueve millones de euros, y el niño se convirtió en un modelo en los medios locales, que lo bautizaron SuperTijn.  Tras conocer la iniciativa del niño, el papa Francisco lo bendijo en abril en un correo enviado desde el Vaticano.


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...