Juez peruano decide si envía a la cárcel a expresidente Humala

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Lima, Perú.-

Un juez peruano decidirá este jueves si envía a la cárcel al expresidente Ollanta Humala y a su esposa, Nadine Heredia, acusados por la fiscalía de recibir 3 millones de dólares de la constructora brasileña Odebrecht para la campaña electoral de 2010.

Tras una pausa en la maratónica sesión de cerca de 16 horas iniciada la víspera, durante la cual el fiscal Germán Juárez pidió prisión preventiva ante el riesgo de fuga al extranjero o demanda de asilo de la antigua pareja presidencial, la audiencia se reanuda en la tarde de este jueves.

El juez Richard Concepción dará a conocer su fallo al término de una sesión que se prevé también larga.

Para aceptar el pedido de la fiscalía, el juez tiene que estar convencido de que los indicios de fuga que presentó el fiscal, son sólidos y no meras especulaciones, como la víspera refutaron los abogados del matrimonio.

Por el momento, sobre Humala pesa una medida cautelar que le prohíbe viajar al extranjero sin permiso judicial, situación que ya no afecta a su esposa, Nadine Heredia.

“No hay nuevos elementos para que (el fiscal) Juárez pida prisión preventiva para Humala y Heredia”, dijo el abogado del exgobernante, Julio César Espinoza.

El letrado es optimista sobre el fallo del juez, aunque no descartó que se extienda a Nadine Heredia la restricción de viajar al extranjero.

Los abogados entregaron al juez los pasaportes de Humala y de Heredia “como una señal clara de que no existe intención de fuga”.

Fiscal “envenedado”

“Este señor está envenenado”, dijo Humala a periodistas este jueves al ser consultado sobre la posición del fiscal que argumenta que existe riesgo de fuga porque las hijas de Humala y Heredia realizaron este mes un viaje académico a Chicago, Estados Unidos.

La fiscalía, que tilda este hecho de “grave”, ve en ello un indicio de intención de fuga.

Humala enfatizó que tanto él como su esposa no tienen intención de fugarse del país, sino por el contrario de “seguir colaborando” con la justicia, como vienen haciendo desde hace tres años.

El exmandatario, que gobernó entre 2011 a 2016, descartó, entre risas, asimismo una demanda de asilo, como especula un sector de la prensa y adversarios políticos de los Humala.

“Estoy con la conciencia tranquila”, acotó al abandonar su vivienda en un vehículo en compañía de su esposa.

Tres años investigando

Según el fiscal, “hay nuevos elementos que probarían que Humala y su esposa, Nadine Heredia, están involucrados en el presunto delito de lavado de activos y por lo tanto existe peligro de fuga”.

“No hemos escuchado un solo elemento que pueda cambiar la situación del expresidente Humala y su esposa, solo hay referencias, indicios, afirmación de colaboradores que muchos de ellos han sido aclarados en su momento”, rebatió por su lado Wilfredo Pedraza, abogado de Nadine Heredia.

El fiscal Juárez imputa a la pareja, fundadores del Partido Nacionalista en 2005, irregularidades en la recolección de fondos para financiar las campañas de 2006 y la que lo llevó al poder en 2011.

Según la fiscalía, Odebrecht entregó tres millones de dólares en 2011 a Humala, lo que el expresidente niega, aunque recuerda que la ley peruana no prohíbe recibir aportes del extranjero. En el caso de la campaña de 2006, el fiscal asegura que Humala recibió aportes de Venezuela.

La solicitud de prisión preventiva no solo se basaría en el testimonio del empresario brasileño Marcelo Odebrecht, quien aseguró al fiscal Juárez haber entregado tres millones de dólares para la campaña electoral, sino también en las declaraciones de otros colaboradores que habrían presentado pruebas a la fiscalía sobre la entrega de dinero a la expareja presidencial, según la prensa local.

Heredia tuvo que renunciar a su puesto de la FAO en Ginebra para acreditar su presencia en Perú y estar disponible ante las autoridades judiciales.

Humala es el segundo expresidente peruano para quien se pide prisión preventiva. Este año un juez dictó la misma medida para Alejandro Toledo (2001-2006), residente en Estados Unidos, acusado de recibir 20 millones de dólares en sobornos también de Odebrecht.

Odebrecht asegura que pagó 29 millones de dólares en sobornos en Perú para obtener obras públicas entre 2005-2014. El período comprende los gobiernos de Alejandro Toledo, Alan García y Humala.


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...