Patético caso de exclusión social y miseria estremece al “Casal Ramos”

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Prácticamente “nadando” entre sus propias heces y orina,permanece una mujer desde aproximadamente una semana a las puertas de la emergencia del Hospital “Dr. Jesús María Casal Ramos” de Acarigua-Araure, donde fuera trasladada en una ambulancia del Cuerpo de Bomberos, tras ser víctima de un arrollamiento.

Las condiciones en las que se encuentra la fémina, tendida en el suelo, sin casi poder moverse,han causado indignación entre el personal y pacientes y familiares que acuden al nosocomio.

La mujer tiene aspecto de ser una persona adicta y en situación de calle. No sabe exactamente su edad (aparenta más de 60) ni cuántos hijos tiene. Dice llamarse Carmen Irene Patiño, y manifiesta que fue arrollada la semana pasada en la avenida Libertador de Acarigua.

El olor que emana hace insoportable la permanecía de quien se acerque al área. Ayer se observaba a familiares de pacientes, e incluso al personal de vigilancia del nosocomio, con tapabocas para soportar la fetidez.

“Me trajo una ambulancia porque un carro me atropelló, por eso no me puedo parar de aquí, pero no me dejan entrar (al hospital)”, respondió-mientras pedía un cigarro a cualquiera que le pasara cerca- al ser consultada sobre cómo llegó al centro hospitalario.

Patillo expresó además, que hace un tiempo vivía con una hija en el barrio Brisas de Sofía, ubicado en la avenida Circunvalación Sur de las gemelas.

Inhumano

“No es posible que a las afueras de una emergencia este una persona en esas condiciones, contaminándose ella y a todos los enfermos que ahí se encuentran recluidos”, expresó Eustaquio Vargas, quien junto a un grupo de familiares de los pacientes deploró que las autoridadesdel “Casal Ramos”, no se hayan encargado de la situación.

-Yo estoy desde el martes aquí con mi mamá que está delicada de salud, y desde entonces hemos visto a esa señora tirada en el suelo. Como no puede caminar se arrastra y todas sus necesidades las hace ahí, explicó el ciudadano.

Además personas indicaron que han intento darle comida y bebida; sin embargo, Patiño lo rechaza. “De repente le da por insultar a la gente y no sabemos si es violenta porque no puede moverse de ese lugar, igual no nos podemos acercar porque el olor nos corre. Realmente lo que nos da es pesar que estas cosas pasen y ninguna autoridad haga lo que corresponde”, manifestó otra de las personas que se encontraba en el lugar.


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...