O sea, ósea y osea

¡Comparte!
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DAVID FIGUEROA DÍAZ.-

Si los periodistas, articulistas, columnistas u otras personas que escriben para el público se persuadieran del alcance de sus producciones, quizás no habría tantos disparates en los medios de comunicación tradicionales y en las redes sociales. Me alegra ver que hay un creciente interés por las cuestiones lingüísticas; pero en muchas ocasiones esa alegría se desvanece cuando aparecen impropiedades atribuibles y atribuidas a personas que están en la obligación moral de educar, entretener e informar. Hay periodistas que no saben que hubieron es incorrecto cuando se usa para referir que algo ocurrió. Ignoran que con ese sentido, el verbo haber es impersonal, lo que implica que carece de sujeto, y se utiliza solo en tercera persona del singular. No es correcto por tanto, decir: “Hubieron muchas personas en la manifestación”; “Hubieron quejas sobre la programación”. Se debe escribir: “Hubo muchas personas en la manifestación”; “Hubo quejas sobre la programación”. Y así ocurre con habemos y otros casos en los que se advierte claramente que los autores no se han convencido de que un comunicador social es un educador a distancia.

Hace pocos días me atreví a hacerle una observación a una joven y preciosa periodista, sobre algo que publicó en Facebook, plagado de errores ortográficos, de esos que producen grima. Me causó risa su respuesta, pues aunque no fue la que yo esperaba, debo admitir que fue ingeniosa y aun graciosa. Lo malo y lo cuestionable de todo eso, es que la chica es instructora de locución y además promotora de diplomados. Me dijo que eso de escribir con errores, se hace por jocosidad, y se usa para llamar la atención (¿?). Con el respeto que la bella dama se merece, le informo que la mejor manera de llamar la atención en la escritura, es hacerlo con sencillez, claridad, sin términos rebuscados y sin errores, por supuesto. Eso lo enseñan en los primeros semestres de todas las universidades en las que se imparte Comunicación Social.

He visto con preocupación que se vuelto reiterado el uso de osea en sustitución de o sea, y por eso les hablaré de o sea, ósea y osea, que como habrán podido notar, son tres formas diferentes; pero antes considero prudente aclarar a los cronistas de sucesos y a todo aquel que tenga duda, que un chopo es un arma de fuego de fabricación casera, por lo que “un chopo de fabricación casera”, es algo así como decir “el papá suyo de usted”. También es necesario que tengan muy claro que un fal (fusil automático liviano) es un fusil; pero un fusil no es un fal. Significa que un fal es un tipo de fusil, como lo es el AK 103, que actualmente utiliza la Fuerza Armada de este país. Esos despropósitos han estado apareciendo de manera muy frecuente en impresos estadales y nacionales, por lo que los  directores de medios, jefes de redacción, de información y redactores, deberían estar conscientes de la importancia de no permitir que se arraiguen, si es que en verdad se quiere cumplir con el precepto moral de educar, entretener e informar.

O sea es una expresión equivalente a es decir, que se emplea para introducir explicaciones o hacer precisiones: “Vienen a pie, o sea que van a tardar media hora en llegar”; “Rafael y Luis me han dado doscientos mil bolívares, o sea, ya nos falta poco para completar la cuota”; “El padre de la física moderna, o sea, Galileo Galilei, murió en 1642”. Por esas razones, no es correcto escribir osea, en una sola palabra.

Ósea es un adjetivo usado para designar aquello que es de hueso: “Le detectaron una enfermedad en la médula ósea”; “Se cayó mientras corría y le diagnosticaron una fractura ósea”. Es una palabra esdrújula, y como tal, siempre llevará tilde.

Osea es del verbo osear, conjugado en tercera persona del presente y segunda del modo imperativo. Como tal, significa espantar o ahuyentar aves domésticas y la caza. Se encuentra en franco desuso: “Mientras él osea a esos pajarracos, yo trato de concluir el trabajo”; “Osea a ese animal, necesito pasar por allí”. Es palabra grave, y por tanto su sílaba tónica es la penúltima.  dfigueroa64@gmail.com, @nuestroidioma65, nuestroidioma65.blogspot.com


¡Comparte!
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...