Trovas de travesías

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Wilfredo Bolívar: cronista e historiador por excelencia

Por: Yorman Tovar/ Por allá en los años 90, un comelibros acarigüeño, en mi presencia, de manera socarrona, le comentaba a un poeta de nuestra cofradía bohemia que Wilfredo Bolívar dizque había comprado un juego de plumas fuentes para adornar su bolsillo y meterse a escritor. Aunque me causó cierta molestia el comentario, no quise opinar nada, pero el tiempo se encargó de develarnos la verdad. De aquel comelibros -supremamente intelectual- hoy por hoy no conocemos más que el prólogo a un poemario; en cambio de Wilfredo hemos leído su dilatada obra: crónicas de Araure y Acarigua, ensayos literarios como los relativos a los poetas Jacob Calanche y Carlos Gauna; además de numerosos testimonios de historia venezolana, sobre todo la que revela hasta los detalles menos conocidos del General Páez; sin ahondar en su breve poesía, que sólo conocemos pocos amigos, pues a él como que no le llama la atención eso de que lo llamen poeta. En fin Wilfredo Bolívar (El Tigre-Anzoátegui, 1958) y araureño por adopción, es un hombre de Letras, además de acucioso compilador y editor.

Ya el cronista oficial de Píritu, Alirio Acosta escribió acerca del caso de los cronistas municipales de Portuguesa. En Guanarito el poeta Luis Durán Rodríguez renunció al cargo de Cronista, por lo que la cámara edilicia de entonces abrió un concurso amañado: apareció el aviso un día jueves y el plazo de inscripción era hasta el viernes, es decir 24 horas, como la nerviosa convocatoria   del CNE para las elecciones regionales. Al final, el sustituto de Durán fue destituido, por lo que mi pueblo permanece sin cronista oficial, aunque yo funjo de cronista popular, escribiendo, más que todo, memorias del dinámico siglo XX.

Cuando falleció nuestro querido Carlucho Ojeda (Cronista Oficial de Acarigua), inmediatamente el dirigente trujillano del PSUV Hugbel Roa (comodín político por Portuguesa en una ocasión) giró una orden de que, aún cuando abrieran concurso para el cargo, la vacante  estaba reservada para su señora madre. Al final designaron, no a la madre del dirigente, sino a otra señora afecta, al “proceso” cuyo nombre no recuerdo, quien –por cierto- poco tiempo después falleció. Ignoro si Acarigua tiene ya el nuevo cronista.

Ahora le tocó a Araure. Desde hace tiempo la falsa revolución venía urdiendo, sistemáticamente marramuncias contra  el Cronista Oficial por razones conocidas: por su libre manera de opinar contra cualquier irregularidad que atente contra el patrimonio histórico del municipio, como el caso de “La laguna de los muertos”, y por no ser sumiso ante los caprichos de cualquier alcalde, y además, por no compartir el mondongo ideológico de este totalitarismo a la cubana. Es esa la razón por la cual la indocta cámara municipal jubila forzosamente al ex presidente de la Asociación Nacional de Cronistas de Venezuela, irrespetando su investidura y la encomiable labor de tantos años. Así paga la canalla.

Sin menoscabar el trabajo de los cronistas más activos: Alirio Acosta en Esteller, Julito Mendoza en Chabasquén y Luis Mendoza Silva en San Genaro de Boconoíto, me atrevo a afirmar que Wilfredo Bolívar simboliza para Portuguesa lo que encarnó Julio César Sánchez Olivo como investigador e historiador en el siglo XX: “Cronista del estado Apure”. Este “Caballero de la pluma fuente” –de no existir un historiador para cada municipio-  pudiese ser el cronista de Portuguesa, porque conoce la región entera: idiosincrasia, geografía, historia, folclor y toda su cultura.

El cargo de cronista –según la tradición histórica- es vitalicio, pero la mediocridad y el afán totalitarista de este pérfido militarismo no permiten que nadie contrario a ellos ostente un cargo, aunque sea Ad Honorem. Sabemos que Araure tiene intelectuales de alto vuelo que pueden ocupar ese cargo, pero Wilfredo Bolívar está arraigado en el corazón de cada araureño, y hoy por hoy es patrimonio viviente de esa histórica Villa que otorgó designación al “Batallón sin nombre”  el 5 de diciembre de 1813. Podrán despojarlo de la investidura, mas estamos seguros de que este incansable historiador no descansará en su afán de seguir enalteciendo a Araure y a Portuguesa en las notas que emanan de su trovadora pluma fuente. ¡Adelante, hermano!

elmayortrovon@hotmail.com

jinetetovar@gmail.com


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...