Yulimar y Robeilys

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por: Narciso Torrealba

El valor, y el corazón de las mujeres,

vence todas las contradicciones.

Walter Scott

Las tardes del domingo 6 y lunes 7, quedarán grabadas en la memoria de todos los venezolanos amantes del deporte, por el triunfo de dos jovencitas de nuestra querida tierra, formadas en pleno proceso bolivariano. Nada puede borrar la emoción de verlas triunfar, al ganar Yulimar Rojas oro en salto triple, y Robeilys Peinado, bronce en salto con pértiga (garrocha) con alma y corazón de las grandes mujeres de la guerra de independencia. Por primera vez, nuestro tricolor nacional flamea en lo más alto de un mundial de atletismo, para llenarnos de orgullo y admiración al verlas salir con las medallas colgadas en el pecho, en representación de nuestra patria, después de haber desafiado a aguerridas rivales. Dos hazañas inolvidables para vivirlas intensamente.

Las dos competencias donde actuaron nuestras muchachas, fueron engalanadas por la alegría y el coraje de la mujer venezolana, al dejar su huella con patriotismo, en nombre de nuestra juventud. Estos triunfos en medio de la crisis de nuestro país, nos permiten pensar en positivo, porque aparte de ser un ejemplo, al retar a lo más selecto del mundo, sirve para incentivar a nuestros deportistas en futuras competencias.

Sin embargo, el odio político se ha convertido en una barrera que no permite a un número importantes de compatriotas disfrutar del esfuerzo y el triunfo de nuestros atletas. Todavía está presente en nuestras memorias el segundo lugar en el mundial de la sub-20. No pudieron las manipulaciones del poder mediático, al tratar de colocarle un tinte político, incitando a algunos jugadores a expresarse en contra del gobierno, cuando la realidad no se puede ocultar: nos une la misma bandera, así traten de colocarla al revés, en un acto tan irracional y rastrero, revirtiéndose el objetivo, porque al final los ridiculizados son los mismos ejecutores de una acción sin ningún precedente en el país.

Nada es tan hermoso, como llevar en la sangre el orgullo de representar nuestra tierra, y reconocer la ayuda prestada por el gobierno a nuestros deportistas a pesar de las inmensas dificultades por las que atraviesa. Son dignas de reconocimiento las palabras de la saltadora Yulimar Rojas, rechazando cualquier mala intención de los periodistas para sacarle provecho político, al responder de manera muy sencilla: “Orgullosa, feliz de poder entregarle la medalla a mi país Venezuela, la primera en la historia y yo sé que la deben estar celebrando como yo”. ¡Claro que la estamos celebrando y gozando!

La garrochista Robeilys Peinado, no se quedó atrás, al recordar con humildad, y cariño el calor trasmitido por el Comandante Chávez, cuando apenas estaba comenzando a transitar el camino del atletismo. Las palabras de la muchacha recogen el sentir de un pasado no muy lejano: “Siempre que yo estoy en un sitio importante y llueve, él (Hugo Chávez) está conmigo. Yo sé que él está ahí”.

Las expresiones de estas atletas venezolanas deberían llamar a la reflexión a muchos deportistas, y destacados cultores del arte, quienes se encuentran fuera, pero lanzan mensajes rastreros para congraciarse con el imperialismo norteamericano, tratando de atizar la candela en el país. Algunos, al encontrarse atravesando un mal momento en sus actividades, pretenden de manera cínica achacárselo al gobierno–el beisbolista Miguel Cabrera– disparando por mampuesto.

Esas medallas mundialistas, pueden servir para espantarle el odio a muchos compatriotas, que lejos de esperar el triunfo estaban deseando el fracaso, para criticar al gobierno, y así desahogar sus amarguras. El triunfo es de Venezuela, y todos los habitantes de esta hermosa tierra, amplia y generosa, tenemos el deber ineludible como buenos hijos de Bolívar, de apoyar a nuestros atletas en las buenas, y en las malas, echando a un lado las diferencias políticas, porque al final no conducen a nada.

Narciso_t_29@hotmail.com


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...