los arrebatos de donald trump

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

NARCISO TORREALBA/

La discusión, como el amor y el afán de mando,

me parece un claro signo de deficiencia mental.

Camilo José Cela

Mi abuelo, a pesar de haber sido analfabeto, era un hombre certero en sus opiniones, se crió en esas inmensas sabanas de los llanos apureños, hasta llegar a ser encargado de un hato; siempre repetía una frase algo jocosa: “Hombre viejo, enamorado, y con plata, siempre es muy peligroso”. Esa expresión me parece retratar al setentón de Donald Trump, quien, por su manera de emitir opiniones a los medios de comunicación, o hacer uso de las redes sociales, siempre termina dando una demostración de un verdadero patán. Son tantos los desvaríos de este señor, que debe haber una honda preocupación en las organizaciones sociales encargadas de la salud mental de los seres humanos en los Estados Unidos.

Nada de esto es nuevo en estos magnates, que se creen dueños del mundo, cuando tienen todo a la mano, más este señor con las claves de los poderosos arsenales nucleares de la potencia imperialista más destructora del mundo. La lista es larga en un país donde el gran capital convierte a personas en engreídos y vanidosos. Hace poco, uno de estos acaudalados señores, dueño de un equipo de la NBA –Donald Sterling –tuvo que venderlo, porque la presión de los aficionados y jugadores le impidieron seguir en sus funciones por las ofensas y muestras de racismo, por demás vergonzosas, grabadas en una conversación con la novia: “Puedes hacer lo que quieras todos los días. Puedes dormir con ellos, puedes hacer lo que te apetezca. Lo poco que te pido es que no los promociones… y que no los lleves a mis partidos. No traigas gente negra a mis partidos”.

Por ese camino va el nuevo inquilino de la “casa blanca”. En apenas 8 meses, y unos días, el repudio se viene incrementando en todas las actividades de la nación estadounidense. Los movimientos antibelicistas han emprendido una campaña haciéndole  ver al mundo el peligro que representa el desfasado millonario, con mucha habilidad para los negocios, pero sin ninguna visión del momento que estamos viviendo; solamente algunos presidentes latinoamericanos –los más arrastrados–se le acercan, más un grupo de ofuscados dirigentes de la derecha venezolana quienes no ven otra opción de llegar al poder, sino por la vía de la fuerza, al no tener otra opción, antes las reiteradas “metidas de pata”; los mismos procedimientos del septuagenario, desde el mismo momento de encargarse de la presidencia.

Todas las actuaciones del Señor Donald dejan un sabor amargo. En estos momentos un grupo de destacados jugadores profesionales, encabezado por Lebrón James, Stephen Curry y algunos jugadores de la NFL se encuentran enfrentados a Trump por las ofensas a través del “twitter” al llamarlos Hijos de “Puta”, por no querer aceptar sus caprichos, por demás enfermizos. A todas estas, el entrenador Grep Popovich dio unas declaraciones, uniéndose a la protesta al referirse directamente al mandatario: “Nuestro país, es una vergüenza en el mundo”.

Esta es la clase de presidente que se encuentra dirigiendo  la “casa blanca”. Un serio peligro para la humanidad. Nadie puede aceptar las bravuconadas de una persona, vanidosa, engreída, y caprichosa, queriendo utilizar el garrote, para imponer todos sus delirios de grandeza, muestras de una mente enferma. Los pueblos tienen la palabra. La tarea es urgente, porque este señor tiene como desatar un conflicto bélico, con resultados catastróficos. Las palabras expresadas por Albert Einstein son muy precisas: “No sé cómo será la tercera guerra mundial, pero sí sé cómo será la cuarta. Con piedras y palos”.

Narciso_t_29@hotmail.com


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...