Mi otro corazón: Acarigua

¡Comparte!
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

CRUZ MARIO SILVA.-

Hacer una radiografía de Acarigua, la próxima cumpleañera este viernes 29 de septiembre, no es difícil, tampoco es difícil hacer un perfil de sus habitantes; sin embargo vivir en Hacarygua, si se ha vuelto muy difícil y las razones son sencillas, los niveles de inseguridad y la dinámica económica hacen que sus habitantes vivan en una constante zozobra; uno se sorprende de la cantidad de hechos violentos que refleja la prensa local y más de la incontrolable forma de cómo los acarigüeños deben lidiar para llevar el pan a la mesa. No quisiera que este texto vaya cargado de negatividad, por lo que me gustaría exponer lo hermoso de la ciudad más conocida del estado Portuguesa -después de Guanare y su Templo Votivo- pero en verdad son cosas que no se pueden ocultar, pero partiendo del hecho que son 397 años de su fundación oficial por Francisco de la Hoz Berrío en 1620, la ciudad que hoy vemos se muestra hacia el futuro con rasgos de avances en lo urbanístico, agrícola y demográfico; dejo en claro que antes que el español antes mencionado existían en estas tierras indígenas y según el gurú: Google, Acarigua “Se le encuentra mencionada por primera vez en los relatos que escribió en alemán Nicolás Federmann del viaje que realizó a la región entre los años de 1529 y 1530. El 15 de diciembre de 1530 llega Federmann a un gran pueblo que las tribus asentadas llamaban Hacarygua. La población estaba compuesta por indígenas en parte Caquetíos y en parte Cuybas. Esta importante población no subsistió a las expediciones del período de los Welser y de las incursiones europeas posteriores”; en otras palabras, de no ser por el exterminio que padecieron esas castas, tal vez la historia sería otra, como otra ha sido la historia de la Acarigua revolucionaria, bolivariana y chavista, incluyendo por supuesto a todo el municipio Páez con la llegada del actual alcalde Efrén Pérez, quien la ha hecho humana, transitable y lozana.

La hermana mayor de Araure conserva esa estela antañona, tiene ese olor de crecimiento, a vanguardia, a consolidarse como un espacio para la cultura, la ciencia, la tecnología y todo eso encausado en un solo personaje: el acarigüeño.

“No es cosas menuda la administración de una metrópoli como Acarigua”, palabras de Efrén Pérez, quien también y por extraño que parezca, le ha tocado lidiar con hechos políticos partidistas que a la postre afectan negativamente a la cumpleañera, entonces, la ciudad con un poco más de 200 mil habitantes asume y se enfrenta a los cambios necesarios para convertirse en referencia nacional, más allá de Turén y su granero, Guanare y su templo o Araure y su heroica batalla de 1813; Acarigua y Portuguesa toda -desde el punto de vista electoral- se han convertido en referencia, tanto así que los entendidos aseguran que si los oposicionistas quieren ganar la presidencia deben ganar primero en la tierra del catire Páez, ni siquiera Barinas, donde nació el revolucionario más grande de Venezuela del siglo 20: Hugo Chávez, es un territorio tan decisivo, ideológicamente hablando, como lo es Portuguesa, y claro está, Acarigua. Por lo antes expuesto, Viva Acarigua carajo, viva Páez no joda.  periodistacruz@yahoo.es, periodistacruz@cantv.net, @periodistacruz


¡Comparte!
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...