Calor y malos olores obligaron a “desalojar” la emergencia pediátrica

¡Comparte!
  • 16
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El calor, por las altas temperaturas de esta época del año y la falta de aires acondicionados, literalmente sofocó a los pequeños recluidos en la sala de emergencia pediátrica del Hospital “Dr. Jesús María Casal Ramos” de Acarigua-Araure, por lo que sus padres terminaron sacando las camillas y apostándose con los bebés enfermos en los pasillos del recinto médico.

La dramática escena causó conmoción entre usuarios, personal médico, de enfermería y mantenimiento del nosocomio, y evidenció las constantes denuncias que se han realizado sobre el estado deplorable (e inexcusable) en el que se encuentra el principal centro hospitalario de las ciudades gemelas, a casi un año de haber sido “remodelado”, obra que tardó un poco más de tres años en concluirse y en la que el Gobierno regional “invirtió” millones de bolívares.

Mientras refrescaban a sus pequeños hijos enfermos con cartones, madres expresaron que estos prácticamente no duermen por el calor que tienen que soportar en el área, en la que además abundan las moscas, chiripas y otros insectos.

“Allí adentro, en pediatría nos estamos sofocando del calor con nuestros bebés, y aparte de eso no hay medicinas, todo lo tenemos que comprar a las afueras del hospital o saltar de farmacia en farmacia, y aquí la mayoría somos familias de escasos recursos”, expresó Yessica Gómez.

La misma situación se vive en la emergencia de adultos y en el área de triaje. En este último espacio, aunado al calor que se padece y a la presencia de insectos, el personal, pacientes y familiares o cualquier persona que entre en el sitio, debe hacerlo con tapabocas, esto debido al nauseabundo olor que se respira, por el colapso de las tuberías de aguas negras del único baño, que es compartido por adultos y niños enfermos, así como por la fetidez de la sangre descompuesta, o por las heridas que presentan los pacientes.

A la falta de aires acondicionados y de insumos médicos y de mantenimiento, se le suma la de equipos. Desde hace meses, no funciona la sala de rayos X, ni el laboratorio. Asimismo, en un recorrido que hiciera el Diario Ultima Hora, se observó que el techo y varias las lámparas de la emergencia, inaugurada en noviembre del año pasado, ya presentan daños.

“No tenemos dónde hacer las historias médicas porque no hay nada de papelería. Cada médico trae papel reciclado de sus casas para eso  y para los récipes. Nos ha tocado hasta usar papel de raya, de cuaderno, porque como sea tenemos que resolver”, comentaron varios de los médicos residentes.

Respecto a toda esta situación, Carlos Casal, presidente del Colegio de Médicos de la entidad, acompañado de un grupo de galenos perteneciente al staff del centro asistencial, expresó que el hospital y los pacientes de Acarigua-Araure, básicamente cuentan solo con el personal médico. “Estamos a la espera de que algún día alguien se apiade de la situación y de la salud de los portugueseños, aquí sí hay contaminación por la falta de aires acondicionados y porque hay un solo baño, cuyas aguas negras ya corren por los pasillos”.

-A la Defensoría del Pueblo, que se presentó la semana pasada, le pedimos que muestre el informe donde se corroboró toda esta situación, o están esperando que mueran más niños en la emergencia pediátrica por esta contaminación y por falta de insumos, o que alguno de nuestros médicos sea demandado por mala praxis porque no tiene como atender a estas personas.


¡Comparte!
  • 16
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...