Crisis del transporte público es tal que podría llevarlo a desaparecer

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En un inminente riesgo de desaparecer está el transporte público a nivel nacional, principalmente en la modalidad de busetas, según un estudio realizado por la Federación Nacional de Transporte (FNT), cuyas proyecciones indican que si no se buscan medidas correctivas para frenar la inflación, luego del mes de diciembre no se contará con el servicio.

German Pérez, representante de la FNT en Portuguesa, indicó que la crisis del país está afectando de manera vertiginosa la actividad del sector transporte, cuya flota de vehículos operativos ronda apenas entre el 10 y 15% a nivel nacional, “por eso vemos cada vez más a gran cantidad de personas que optan por caminar antes de esperar por horas una unidad de transporte público”.

“Si continúa la gravísima problemática de escases de repuestos y el elevadísimo costo de los insumos, no nos quedará más que buscar otro trabajo, porque las pocas unidades que están en circulación corren el riesgo de paralizarse. Aquí lo exigimos con urgencia, no es ni siquiera que reparen la flota que está paralizada, sino que se busquen mecanismos para evitar que se paralice el poco transporte que aún está funcionando”, manifestó.

Detalló que las políticas implementadas por el Gobierno nacional, a través de la Misión Transporte, han sido “una estafa” pues en el caso de los cauchos –mencionó- no alcanzan ni para cubrir las necesidades del 5 % de los transportistas, pues en Portuguesa se tienen 2 mil unidades y solo llegan 300 cauchos.

“En el caso de los lubricantes, en Páez hemos obtenido una diligente ayuda del alcalde Efrén Pérez, pero ese aceite solo alcanza para un cambio y los transportistas debemos, por lo mínimo, hacer el cambio de forma mensual. Y si hablamos de repuestos, la mayoría están desaparecidos y los que se consiguen están a costos elevadísimos”, puntualizó Pérez.

El representante de la FNT agregó, que los cauchos aumentaron de 800 mil a 5 millones de bolívares,  mientras que las baterías de 600 mil pasaron a costar 2.5  millones de bolívares. “Todos estos gastos acarrean un incremento vertiginoso e hiperinflacionario que se traduce en más del 2 mil % de los costos operativos, es decir estamos trabajando a media máquina e, incluso,  a perdida”, afirmó.

Ajuste de tarifa

Para evitar un paro técnico del servicio, Germán Pérez señaló que a nivel nacional están planteando un nuevo ajuste de la tarifa, por lo cual la semana pasada los representantes de las diferentes líneas de transporte de Páez y Araure sostuvieron una reunión, donde se elaboró la propuesta que ya fue entregada al concejal Demetrio Hernández y al director de Transporte de la Alcaldía, Franklin Alves.

“Estamos planteando ajustar a partir de mañana miércoles 15  a 700 bolívares el pasaje, y luego a 1000 bolívares a partir del 20 de diciembre, como un paliativo que todavía no es suficiente, pero que pretende evitar la paralización total”, explicó el representante de la FNT-Portuguesa, al tiempo que dejó claro que de no aprobarse, “cada transportista tomará la decisión de seguir o no prestando el servicio en las rutas establecidas porque no podemos obligar a nadie a trabajar a perdida”.


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...