Gremio festeja noche dorada, vence a Lanús 2-1 y gana tercera Libertadores

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Gremio de Brasil conquistó la inexpugnable Fortaleza de Lanús y se llevó su tercera Copa Libertadores con el gladiador Luan al frente de un batallón que dominó en todos los frentes al equipo argentino.

Los equipos brasileños suman ahora 18 títulos de Libertadores y acortaron la diferencia con los representativos argentinos, que lideran el palmarés general con 24 torneos continentales.

Gremio llegó a los tres títulos de Libertadores (1983, 1995 y 2017), el más ganador entre los equipos brasileños junto a Santos y Sao Paulo.

Lanús se quedó sin su cuento de hadas aunque su hinchada le regaló un aplauso interminable por su lucha hasta el final en pos del sueño de conquistar su primera Libertadores.

“Gremio fue al frente, no dejó dudas y es un gran campeón”, tituló el diario Clarín sobre la proeza de los brasileños ante unas 45.000 almas en La Fortaleza del sur de Buenos Aires.

Fernandinho, a los 27, con un zurdazo demoledor, y Luan, a los 42, con un gol de ensueño le dieron una conquista “merecida”.

“En la cancha se notó cuál era el equipo novato y cuál el aplomado”, destacó Clarín sobre la solvencia del equipo brasileño frente a un Lanús al que la final le quedó grande, incluso en su casa.

Lanús jugó la primera final de su historia, mientras Gremio, viejo batallador del certamen continental, terminó con fiesta su quinta instancia decisiva.

“Con gran sentido colectivo e inmune a la caldera exterior Gremio desplegó su jerarquía para abrazarse a la tercera estrella de su historia”, destaca el diario La Nación.

El conjunto de Brasil se mostró “mejor con la pelota, siempre bien ubicado, rápido para combinar, lúcido con los cambios de frente, punzante para moverse ante una defensa estática y en estado de pánico”, lo colmó de elogios La Nación.

La derrota puede empujar el inicio de un final de ciclo del DT de Lanús Jorge Almirón, protagonista de una etapa que dejó huella en el club Granate.

Pese a la ventaja en la ida, Gremio demostró sed de ganador el miércoles cuando planteó un partido lejos de un esquema defensivo con permanentes ataques que fueron desguarneciendo a los argentinos.

“No tenía pases posibles Lanús, los movimientos fueron más tímidos que de costumbre”, destacó Clarín sobre la solvencia que demostraron los dirigidos por Renado Gaucho.

La timidez de Lanús agrandó al campeón, que hizo pesar su experiencia y “fue amo y dueño del espectáculo”.

El gol de penal de José Sand a los 72 minutos fue un consuelo para los ‘granates’ y una caricia para el orgullo herido.

Luan exquisito

El segundo gol de Gremio fue un golpe de magia de Luan, que se metió en el área y picó el balón en las narices del arquero. “Un gol de ‘campito’, de picado entre solteros y casados” lo definió la prensa local.

El jugador, de 24 años y en cuyos pies tienen puesto los ojos varios clubes europeos demostró ser la joya de Gremio.

“Tiene pausa, gambeta y define magistralmente: su gol demostró ser un faboluso resumen”, lo elogió La Nación.

Luan niveló con el granate José Sand en 8 goles como máximo artillero de la Copa, pero el jugador de Lanús lo aventajó con el penal del miércoles, en el descuento de una victoria enorme del visitante.

Finalmente todos aplaudieron a Gremio. “El equipo más argentino de Brasil”, según lo definió el diario Clarín.

La victoria lleva al equipo brasileño directamente a las semifinales del Mundial de Clubes, que empieza la semana próxima en los Emiratos Árabes, y donde se medirá al ganador de la serie entre el Wydad Casablanca y el Pachuca.


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...