Hay que hacer algo para detener la especulación con precios de la carne 

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

“Yo no me explico cómo es que si nuestro matadero fue entregado a un hombre cercano al gobierno, los precios de la carne sean tan altos, eso no lo entiendo y llamo la atención para que la situación sea revisada visto que el más afectado es el pueblo de a pie”.

Esos juicios fueron expresados por el subsecretario seccional de asuntos municipales de Acción Democrática en Guanare, Luis Fadul, para quien no se necesita ser un experto para concluir que la población en este país no está comiendo carne porque los sueldos no alcanzan y hay demasiada especulación mientras el Gobierno nada hace al respecto.

Fadul admite que la producción de carne de res, cerdo o pollo es compleja y costosa y en los últimos tiempos ha bajado tanto su producción como su consumo gracias al factor económico., pero recalca que el más afectado de toda la cadena es el consumidor. “Claro, yo reconozco que los productores no ganan quizá lo justo y quienes se están enriqueciendo realmente sean los especuladores, por eso hay que tomar acciones”, señala.

Para el dirigente, no es fácil para los consumidores pagar un kilo de carne a 40 mil bolívares; un kilo de cochino a 55 mil bolívares o un kilo de patas de pollo a 24 mil bolívares y el Gobierno no quiere entender que la regulación solo genera escasez y el cierre de carnicerías porque nadie va a vender al precio estipulado en Gaceta para perder.

Señala que es necesario revisar la situación y “meterle el ojo” al mismo matadero municipal para precisar la real situación y sincerarla, tomando decisiones claras dejando de lado la intención de regularlo todo  a un precio que es risible y con el cual solo se fomenta la escasez.


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...