Pacientes renales corren riesgo de perder sus vidas

¡Comparte!
  • 15
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En grave riesgo de perder sus vidas se encuentran unos 300 pacientes renales que son atendidos en el Hospital JM Casal Ramos de Acarigua-Araure, así como en las unidades extrahospitalarias Senica y Portuguesa, las cuales llevan una semana sin recibir -por parte del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS)- los insumos necesarios para realizarles las diálisis.

Esta situación, los llevó este viernes a tomar la decisión de cerrar por varias horas la avenida Alianza de Acarigua, a la altura de Senica, para exigirle al Gobierno nacional, regional y local que emprendan las acciones necesarias para permitir la entrada al país de los insumos y medicinas que requieren, pues esta realidad –aseguraron- la están viviendo los enfermos renales de todo el país.

“Estamos en riesgo de sufrir convulsiones, ACV, infartos, edemas pulmonares y lo peor, de morir, pues al no poder expulsar el líquido de nuestro cuerpo se genera el colapso; en el Casal Ramos les quedan 30 dializadores para estrictos casos de emergencia, pero aquí todos estamos en emergencia y eso no alcanza ni para la mitad de los pacientes”, expresó Marialber Martínez, vocera de los afectados.

Es de resaltar, que entre los pacientes hay una gran cantidad de adultos mayores y niños, estos últimos –según comentaron- son los que más se han visto afectados por la escasez de insumos pues los materiales que requieren para sus tratamientos tienen tiempo sin llegar al país y los que tenían en existencia ya se agotaron por los que sus posibilidades de vida son cada vez menores.


¡Comparte!
  • 15
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...