Exigen culminar procedimiento de regularización de tierras

¡Comparte!
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Unos 200 campesinos que integran siete cooperativas y asociaciones beneficiadas con el procedimiento de rescate de tierras efectuado por el Instituto Nacional de Tierras en abril del 2017, en las parcelas 99 y 100 del sector La Chaconera, parroquia Nueva Florida en el municipio Santa Rosalía, piden un pronto pronunciamiento en torno al proceso de regularización, que les dé seguridad jurídica a estas familias que desde entonces vienen trabajando esos predios.

Wilmer Rojas y Eladio Amaro, en representación de los campesinos, manifestaron  que ocupan y trabajan bajo su propio peculio dichas parcelas que comprenden unas 270 hectáreas, luego que les fueran cedidas por el INTI al haber estado más de nueve años en condición de ociosidad por el anterior dueño, Turki Hilal Hilal.

Destacaron los informantes, que actualmente se encuentran en plena cosecha de más de 60 hectáreas de ajonjolí, mientras que otras 130 hectáreas están cultivadas con otros rubros próximos a cosechar, así como están satisfechos porque tienen planificadas las labores de preparación de tierras (100 ha.) para la siembra de maíz y otros rubros correspondientes al ciclo invierno, bajo el financiamiento del Banco Agrícola.

En tal sentido, solicitan a la Oficina Regional de Tierras, a la cual aseguran haber acudido en reiteradas oportunidades sin ningún éxito, que proceda a culminar con el proceso de regularización iniciado el año pasado a favor de los campesinos, además que se les garantice su seguridad, continuar con sus labores y organizar los preparativos para la próxima siembra; asimismo, piden se emita una orden de alejamiento al ciudadano Hilal Hilal, quien se presentó en actitud agresiva el domingo 11 de marzo, en compañía de unos obreros y agentes policiales destacados en la población de El Playón.

Señalaron que Hilal Hilal arremetió verbalmente contra el campesinado que allí se encontraba en pleno corte del ajonjolí, profiriendo amenazas de derribar los ranchos si no se marchaban del lugar, afirmando que él recuperaría sus tierras y que para eso poseía mucho dinero e influencias. En tal sentido, lo responsabilizan de cualquier daño que pueda sufrir al cultivo, así como de agresiones físicas o contra la vida de quienes forman parte de dicho rescate.


¡Comparte!
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...