Morgue colapsa y contamina vastas áreas del “Casal Ramos”

¡Comparte!
  • 830
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  

La inoperatividad de la cava, la falta de aires acondicionados e iluminación, así como las constantes fallas en el suministro de agua hicieron colapsar la morgue del Hospital “Dr. Jesús María Casal Ramos” de Acarigua-Araure, contaminando áreas como quirófano, banco de sangre, sala de parto y pediatría, hasta donde llega el olor a putrefacción causado por la descomposición de los cadáveres y la sangre del lugar.

Entre 12 y 14 fallecidos por causas naturales o violentas, -incluso trasladados desde otros centros de salud y municipios de la entidad-  ingresan diariamente a esta morgue. La acumulación de los cuerpos y la falta de refrigeración de estos, provocaron desde la semana pasada un brote de gusanos en el recinto, lo que alertó al personal del nosocomio, quienes ayer se declararon de “brazos caídos” advirtiendo que las condiciones ponen en riesgo la salud tanto de ellos, como de pacientes y familiares.

Ana María Velázquez, presidenta del Colegio de Enfermeras de Acarigua, precisó que conforme a lo previsto en la Constitución Nacional y en la Ley del Ejercicio Profesional de la Enfermería, se vieron en la obligación de suspender las actividades en el quirófano y en sala de parto, “ya que  se está en presencia de una situación en la que se puede causar un daño mayor a los pacientes. Nosotros somos responsables con el manejo de nuestro servicio”, enfatizó.

El deterioro progresivo de la morgue, ha sido denunciado en reiteradas oportunidades por los trabajadores de esta área ante la dirección del hospital, la Dirección de Salud, e inclusive ante la Defensoría del Pueblo.

“Aquí las cavas no sirven, el aire acondicionado tampoco, y ya con eso proliferan rápidamente las bacterias. No hay agua, por lo que se nos hace imposible realizar autopsias; las lámparas están a nada de caerse y además los familiares, que en muchos de los casos no cuentan con los recursos para pagar un servicio funerario, se ven obligados a dejar a sus muertos en este lugar por varios días, mientras reúnen el dinero. Cuando vienen a retirarlos, ya están descompuestos”, explicó uno de los especialistas en medicina forense.

Indignante

Al dolor de los deudos, que este lunes acudieron a reclamar los cadáveres de sus familiares, se sumó la desesperación y la indignación. “No es posible que esté desde el viernes y sea hoy que nos van a entregar el cadáver de mi hermano, y que de paso no podamos ni siquiera velarlo por el grado de descomposición en que se encuentra. De aquí lo vamos a enterrar de una vez, no hay velatorio”, comentó entre sollozos, una de las dolientes.

Sin nada

En virtud del colapso, y que este fin de semana fueron ingresados más de 6 cadáveres por hechos violentos, el equipo de patólogos del “Casal Ramos”, para evitar contaminar otras áreas del primer centro asistencial de las gemelas, practicó las necropsias de rigor en el Cementerio Municipal de Páez.

Los técnicos de la morgue también denunciaron que los familiares deben gastar alrededor de 2 millones de bolívares para colaborarles con guantes, bisturí e indumentarias para la realización de las autopsias, ya que el hospital hace tiempo no dota de estos materiales.

“Ningún organismo cuenta con una furgoneta para trasladar los cadáveres, así que siempre hay que buscar a particulares o a los mismos allegados con camionetas para que colaboren. Nuestra situación es conocida por el Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), cuyas autoridades en una visita que hicieran el año pasado, corroboraron que Acarigua tenía la peor morgue del país, pero no hacen nada por solventar los problemas”, expresaron.


¡Comparte!
  • 830
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...