Un reclamo justo

¡Comparte!
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

CARMEN PÉREZ MONTERO.-

Desde  diciembre del año 2014 la población consciente de algunos barrios de Acarigua y  Araure comenzaron a diligenciar y a reclamar el mantenimiento de tanques, tuberías y válvulas  que suministran el agua a las ciudades  gemelas, puesto que ya presagiaban esta situación actual que se está viviendo.

La primera unificación de algunas comunidades ocurrió en diciembre del año 2014, cuando se constituyó un frente para buscar soluciones a la crisis que se perfilaba con la escasez de agua. En ese tiempo, aún a tiempo de evitar la catástrofe, integraban este movimiento los vecinos José Joaquín Lugo, Omar Guzmán, Gregorio Fuentes, la maestra Gaudis Falcón, Corteza Yépez y Floritza Gutiérrez. Últimamente se unieron al grupo el Ing°. Juan González, mi querido ex-alumno Rafael Mejías y Williams Pérez.

En el año 2015 Víctor Gallardo, Director Gerente de Distribución de Acarigua-Araure, advirtió sobre el avecinamiento de esta problemática que estamos sufriendo y nadie lo escuchó. Durante estos últimos veinte años no han hecho reparaciones, ni mantenimiento a ese conjunto de tanques, tuberías y válvulas que distribuyen el preciado líquido por las ciudades gemelas.

El problema de la escasez de agua se genera, además, por el cierre del cuerpo de válvulas del tanque millonario, ubicado en el Cerrito de Araure, donde los invasores que por populismo permitió asentar allí el Chato Vásquez cuando fue Alcalde, cierran la válvula y se quedan con toda el agua, siendo que esta válvula es de 30  vueltas y si ellos dan paso a unas 15 vueltas, tal vez se podría paliar el problema, es decir que unas 30 personas dejan sin agua a unas 65.000, aproximadamente. ¿Qué hacen  Heberto Pacheco y Víctor Gallardo que no resuelven esta problemática?… ¿Hasta cuándo debe esperar esta población para poder gozar la dicha de ver en sus viviendas el vital líquido?, sin necesidad de traerlo de otro lugar o esperar toda la noche para ver si llega un chorrito para llenar alguna vasija..

El pueblo lo sabe y es vox populi que los responsables de la situación tan grave que vive el estado Portuguesa son los ex-gobernadores: Wilmer Castro Soteldo, Reinaldo Castañeda y su esquirol durante las dos gestiones gubernamentales  Renny Montilla, pues estos tres representantes de la dictadura, durante sus mandatos, cortaban el suministro del agua a la población, mientras excavaban para sacar arena de los ríos Acarigua y Camburito y así fueron mermando el fluido cristalino de estos dos generadores del agua que consumen los usuarios, mientras llenaban, en abundancia, sus arcas personales para escapar de la clase media hacia la clase millonaria del País.

Hoy me complace ver cómo los sectores populares se están organizando para reclamar sus derechos conculcados por esta dictadura que somete a la población a sobrevivir, mientras aguante, sin agua, sin luz, sin medicinas, sin comida, sin gas, sin seguridad personal, sin telefonía, sin internet  y desasistido totalmente… a la mano de Dios.

Este movimiento ya ha crecido con la incorporación de los barrios: Campo Lindo, América, Reja de Guanare, El Paraguay, Limoncito, La Romana, San Pablo, Acarigua Centro I y II, Las Delicias, Bella Vista, la Zona Sur y se espera que las comunidades que faltan se incorporen porque esta es una lucha de todos por nuestra salud, porque el agua es vital  para una sociedad. Sin embargo, se debe advertir que aquellas personas que busquen protagonismo o promoción política, por favor, abstenerse de unirse a este frente, porque aquí sólo perseguimos el bien común para todos por igual.

Se ha notado que algunas comunidades se manifiestan en desacuerdo y protestan por la bolsa o la caja del CLAP; pero parece que ignoran que el agua es más importante, pues sin ella qué hacemos con obtener esos productos que nos vende el régimen, si no tenemos cómo prepararlos. Además a eso se suma el aseo personal, la salubridad de la vivienda y el lavado de ropa y enseres.

El suministro de agua es más importante que la luz eléctrica, la cual ahora está fallando con la intención de quemar los últimos artefactos eléctricos que poseen los arrodillados habitantes de las gemelas, pues se va y viene cada vez que le da la gana a los técnicos y los usuarios corriendo el riesgo de perder la neverita, el televisor y el aire acondicionado, que no se pueden volver a comprar,  deben pagar el aumento inconcebible de las tarifas. Es más, se dice que, supuestamente, el problema eléctrico no es por la falta de agua, como lo asegura el régimen,  sino que algunos ingenieros y técnicos se fueron del País y los han sustituido por personas incapaces, sin preparación alguna, beneficiarios de la Chamba Juvenil. carpm44@gmail.com


¡Comparte!
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...