May defiende ataque a Siria como “claro mensaje” contra armas químicas

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Reino Unido.-

La primera ministra británica Theresa May defendió este sábado la operación militar aliada contra el régimen sirio de Bashar Al Asad como un “claro mensaje” contra el uso de armas químicas, unas semanas después de que se usarán en suelo inglés.

En una comparecencia ante la prensa en Downing Street, May dijo además que la represalia por el presunto ataque químico en Duma fue “correcta y legal”, según concluyó su gobierno tras consultar a sus asesores jurídicos.

“No se trata de intervenir en una guerra civil, ni de un cambio de régimen”, dijo May, insistiendo en que el gran objetivo de la operación es que Al Asad no vuelva a usar armas químicas, como se le acusa de haber hecho en varias ocasiones, la última recientemente en la localidad de Duma.

“Mi mensaje a la gente es que esto es sobre el uso de armas químicas. Durante unos 100 años hemos tenido una posición generalmente aceptada en la comunidad internacional de que las armas químicas son ilegales”, relató May.

En ese contexto, May hizo mención al atentado con un arma química en suelo inglés contra el exespía ruso Serguéi Skripal y su hija, que Londres atribuye a Rusia, el único gran aliado del régimen de Al Asad.

“Esta posición” de la comunidad internacional contra las armas químicas “se ha visto socavada últimamente” y “es en el interés de todo el mundo restaurar esa norma internacional”.

“Esta acción es absolutamente de interés nacional”, insistió May, que el lunes comparecerá en el Parlamento para explicar la participación británica tras ser criticada por el resto de líderes políticos británicos por no haber consultado al Parlamento.

Críticas por no pedir la aprobación del Parlamento

“Theresa May debería haber buscado aprobación parlamentaria, en vez de seguir a Donald Trump”, criticó el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn.

Los aviones de guerra británicos que participaron en la operación dispararon misiles contra un complejo militar sirio cerca de Homs sospechoso de albergar sustancias para fabricar armas químicas, informó este sábado el ministerio de Defensa británico.

Cuatro aviones Tornado dispararon misiles Storm Shadow contra “un complejo militar, una antigua base de misiles, a unos 24 kilómetros al oeste de Homs, donde se sospecha que el régimen tiene sustancias para fabricar armas químicas”, dijo el ministerio en un comunicado.

Los ataques aéreos británicos fueron “muy exitosos” según las primeras indicaciones, afirmó el ministro de Defensa Gavin Williamson.

El antecesor de May, David Cameron, no logró en agosto de 2013 el apoyo de la Cámara de los Comunes a una respuesta militar al primer uso de armas químicas por parte de Al Asad contra la población civil.

La desastrosa invasión de Irak en 2003 y su posterior ocupación —que sí contó con respaldo parlamentario— se saldó con la muerte de 179 soldados británicos y mancilló el legado del entonces primer ministro, el laborista Tony Blair.

Un sondeo del diario The Times publicado este jueves reveló que sólo el 22% de los británicos aprueba una operación militar contra Al Asad.

May cuenta sólo con una limitada mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes gracias a un pacto con los unionistas norirlandeses, y el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, ha exigido, como también han hecho algunos diputados conservadores, que cualquier paso cuente con el apoyo del Parlamento.

En pleno proceso de salida de la Unión Europea, la primera ministra se ve igualmente confrontada a la necesidad de complacer a la Casa Blanca, que no ha dudado en culpar del ataque a Damasco pero también a Moscú.


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...