Día del Niño

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

ALBERTO DE LUCA BARTOLOMEO.-

Triste y solo. Con la  carita apoyada en una mano, como forzando su mente llena de ilusiones infantiles, trata de buscar una respuesta al problema que le ha dejado su maestra como tarea.

Se siente obligado. Papá y mamá le han dicho que, para que sea alguien en el futuro, tiene que estudiar. Le obliga a hacer la tarea. Pero el niño no comprende muchas cosas.

No comprende por qué los adultos creen que los niños  no tienen nada que decir; que a veces se sienten solos y tristes, y que tienen cosas que preguntar. O, sencillamente, hablar con los adultos.

Los adultos creen que los niños tienen que hacer las tareas solos, y jugar para distraerse, ver la tv y así dejar a ellos en paz. Yo no sé quién le ha metido en la cabeza a ellos que los niños son felices. Que viven en la isla de la fantasía. No se dan cuenta que muchas veces detrás de sus sonrisas infantiles ocultan terribles dolores, tristezas y soledades.

Sí, son pensamientos sobre los niños. Pero ojalá que los adultos por una vez los escuchen y dejemos de ver el gesto seguido por la expresión: son cosas de niños.   delucabartolomeo@gmail.com


¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...